Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Quien gana las municipales, gana también las generales

Desde 1979, el partido que ha obtenido más votos a nivel estatal en los comicios locales es el que ha llegado a la Moncloa
Whatsapp
Publicidad de las primeras elecciones que atesora la Hemeroteca de la antigua Caixa Tarragona. Foto: Lluís Milian

Publicidad de las primeras elecciones que atesora la Hemeroteca de la antigua Caixa Tarragona. Foto: Lluís Milian

Los partidos políticos caminan entre las arenas movedizas de las encuestas del CIS, las tertulias televisivas y las redes sociales. Si realmente ha llegado el fin del bipartidismo, se verá en los resultados de los comicios municipales que históricamente han revelado el futuro del Gobierno español con una precisión casi profética.

La demarcación de Tarragona no ha seguido la tendencia estatal en lo que respecta a las generales, pero el partido que ha obtenido más ediles sí es el que luego ha vencido en las catalanas.

 

3 de abril de 1979: Triunfo de UCD

En las primeras elecciones municipales convocadas en la historia de la monarquía parlamentaria, ganó la UCD (con el 30,63 % de los sufragios), seguida por el PSOE (28,17 %), el PCE (13 %) y Coalición Democrática (antecesora del PP), con un 3 %. Sin embargo, los pactos postelectorales de la izquierda dieron al PSOE y al PCE los ayuntamientos de más del 70 % de las ciudades, como Madrid, Barcelona o Sevilla. Por su parte, UCD sólo consiguió las alcaldías de 24 ciudades.

En el conjunto de Tarragona, UCD obtuvo 50.190 votos que le reportaron 332 concejales. Con menos votos (46.078) las listas formadas por independientes se llevaron 575 ediles. La tercera fuerza con más ediles fue CiU: 312. El PSC tuvo que conformarse con 139 ediles. Sin embargo, en las autonómicas de 1980, la diferencia fue menor: CiU consiguió 5 de los 18 parlamentarios por 4 el PSC, 4 UCD, 3 el PSUC y 2 ERC.

Las de 1979 fueron las únicas elecciones municipales en las que CiU no resultó ganadora (en ediles) a nivel de toda la provincia de Tarragona.

 

8 de mayo de 1983: Hegemonía del PSOE

Las elecciones generales de 1982 (poco meses después del golpe de Estado del 23-F de 1981) abrieron el camino al primer gobierno del PSOE de Felipe González, con una amplísima mayoría del 48 % (la mayor de la historia de la reciente democracia). Un año después, los socialistas confirmaron su hegemonía en las municipales, al obtener una amplia mayoría de un 43 % y 23.325 concejales. Desde estas elecciones hasta 1991, el PSOE mantuvo la elección de alcaldes y concejales con un margen en torno a los tres millones de votos. Consecuentemente también venció en los comicios generales de 1986 y 1989.

En Tarragona, el PSC ganó en votos (83.713) a CiU (70.987), pero –paradojas de la ley electoral– sus casi 13.000 votos de más le proporcionaron 260 ediles frente a los 508 de CiU. Al año siguiente, CiU –con un Jordi Pujol en sus horas más altas– arrasó en las autonómicas, tanto en Tarragona (diez diputados por cinco el PSC, dos AP y uno el PSUC) como en Catalunya (72 de 135).


10 de junio de 1987: El PSOE resiste

El PSOE obtuvo 7.229.782 de votos aunque redujo en once puntos el porcentaje de sufragios respecto a los comicios anteriores. A pesar del descenso de votantes, el PSOE siguió a cargo del Gobierno central con una mayoría de 44 %. Alianza Popular logró en las municipales el 20,38 % de los votos. El CDS pasó a ocupar la tercera fuerza con un 9,76 %.

Casi 101. 000 votos obtuvo en esas municipales CiU en Tarragona. El PSC se quedó en 83.038 y AP no llegó ni a la cuarta parte: 24.445. Y la historia se repitió:en las elecciones al Parlament de 1988, CiU arrasó con diez diputados sobre 18 en Tarragona y 69 sobre 135 en el total del Parlament.

 

26 de mayo de 1991: El PP se acerca

En 1991, se comenzó a vislumbrar el cambio de ánimos políticos y el colchón socialista comenzó a perder aire al reducir la diferencia con la segunda fuerza política, el PP.

CiU continuó en ascenso en Tarragona y obtuvo 112.532 votos y 765 concejales frente a los 81.756 y 304 ediles socialistas. En las autonómicas de 1992, mantuvo su hegemonía: 111.644 votos, es decir, los mismos que había obtenido en las municipales, frente a los 64.639 del PSC.

 

28 de mayo de 1995: El PP ya gana

Sus casos de corrupción le pasaron factura al PSOEy perdió por primera vez las municipales ante el PP lo que provocó el adelanto electoral de las generales a 1996 (tocaban en 1997). El PP ganó ese año por una escasa diferencia. Tarragona volvió a ser de nuevo un feudo convergente tanto en las municipales de 1995 como en las autonómicas del mismo año.

 

13 de junio de 1999: El contraste

Con su partido ya en el Gobierno de España, los populares fueron la fuerza política más votada con un 34,44 % de votos en las municipales, con una mínima diferencia de dos décimas sobre el PSOE. Sin embargo, en las elecciones generales del 2000 José María Aznar logró la mayoría absoluta. La hegemonía de CiUen las municipales se mantuvo en Tarragona, pero en las autonómicas del mismo 1999 perdió fuelle en favor del PSC (8 y 6 diputados).

 

25 de mayo de 2003: 11-M y tripartito

En las municipal de 2003, el PSOE ganó en votos y el PP en concejales. En las generales de 2004, todo apuntaba a una apabullante victoria del PP pero la indignante reacción posterior a los atentados del 11-M con las mentiras que lanzó el Gobierno, le costaron al PP la derrota. En Catalunya, hubo cambio de gobierno en 2003. CiU obtuvo 46 diputados en el Parlament y 42 el PSC. El pacto tripartito desalojó a CiU, que había vuelto a ganar en Tarragona.


27 de mayo de 2007: La excepción

Por una vez, los comicios municipales no correspondieron, parcialmente, con las generales del 2008. A pesar de que el PP obtuvo la mayoría de votos, fue el PSOE, con su mayoría de concejales, quien obtuvo el poder de las Cortes Generales con un total de 169 diputados. En las municipales de Tarragona, la diferencia entre CiU y PSC se redujo a sólo 3.000 votos. En las autonómicas, que se habían adelantado a 2006, el tripartito pudo repetir pacto.

 

24 de mayo de 2011: El PP arrasa

El año 2011 fue el año del PP. Arrasó tanto en las municipales (con 2.200.824 votos más que el PSOE) y en las generales (mayoría absoluta). Las municipales las ganó CiU en Tarragona. En las autonómicas de 2010 había arrasado CiU. El President Mas convocó elecciones en 2012 y se estrelló.

Temas

  • Municipals 2015

Comentarios

Lea También