Roba un coche en TGN mientras pagan el parkímetro y huye a toda velocidad por el centro

Condujo a gran velocidad por el centro de la ciudad, finalmente chocó contra dos vehículos e intentó huir a pie
 

Àngel Juanpere

Whatsapp
El asaltante se empotró contra un coche ocupado por una familia al llegar a la calle Assalt.

El asaltante se empotró contra un coche ocupado por una familia al llegar a la calle Assalt.

Todo momento es bueno para robar un coche, y más si no lo tienes que forzar para llevártelo. Es lo que pensó un joven que aprovechó que el dueño del vehículo estaba pagando en el parquímetro para sustraerlo. Pero no sólo lo sustrajo sino que condujo de forma temeraria por el centro de Tarragona, hasta que finalmente chocó con dos coches que estaban aparcados. Aún así, intentó huir de pie, aunque finalmente fue detenido. La Audiencia Provincial lo ha condenado a un año de prisión por conducción temeraria y retirada de dos años del carnet de conducir. Además, por el robo del vehículo se le impone el pago de una multa de 480 euros y 1.541 por los daños sufridos por el vehículo.

Los hechos se remontan a las cinco de la tarde del 17 de agosto de 2014 en la céntrica calle August. El dueño del vehículo lo había dejado abierto y con las llaves en el contacto porque fue a pagar el párking. Estos segundos fueron aprovechados por el ladrón para sustraer el vehículo Peugeot 206.

El acusado inició una circulación a gran velocidad por la calle August. A llegar el cruce con la calle Assalt, se saltó el ‘ceda el paso’ y chocó  con un Ford Focus, ocupado por un matrimonio y su hijo de tres años. Después del impacto, el acusado realizó una maniobra de derrape, llegando a  subir las ruedas a la acera. Y volvió a huir a gran velocidad.

El encausado llegó a la calle Ixart, donde realizó un giro a la derecha de manera brusca para incorporarse a tal vía, que no tiene salida. Tras advertir esta circunstancia, volvió a realizar una maniobra brusca para lograr un cambio de sentido y abandonar dicha calle. Pero perdió el control del vehículo y chocó contra otros dos que estaban aparcados.

El acusado abandonó el coche robado y emprendió la huida a pie, siendo detenido minutos después por la Guàrdia Urbana. 

En su recurso de apelación, el procesado aseguró que era imposible que el dueño del coche robado lo reconociera cuatro años después y negó que condujera de forma temeraria. Pero la Audiencia recuerda que un agente escuchó el estruendo del accidente, acudió al lugar y vio al condenado salir del coche.

Temas

Comentarios

Lea También