Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Seis meses pidiendo justicia en silencio

Protesta. De lunes a viernes, un grupo de personas se concentra delante de los Juzgados para pedir a jueces, fiscales y policías que se revelen contra la injusticia

Àngel Juanpere

Whatsapp
Los Silenci Rebel·leu-vos, durante la concentración de las doce del mediodía de ayer. FOTO: pere ferré

Los Silenci Rebel·leu-vos, durante la concentración de las doce del mediodía de ayer. FOTO: pere ferré

No pronuncian ni una palabra, están de pie, en las escaleras de la iglesia de Sant Pau esgrimiendo una pancarta y mirando al Palau de Justícia. Cada día, de lunes a viernes, un colectivo de ciudadanos se concentra para interpelar a los jueces, fiscales y cuerpos policiales que se revelen contra la injusticia que, según aseguran, se está dando desde hace algunos meses con determinadas sentencias y actuaciones policiales. Apelan a las «personas buenas y con vocación de justicia» que hay en estos colectivos para que de una vez por todas rompan su silencio.

Detrás de esta convocatoria no está ningún partido político, ni los CDR ni asociación alguna, recalca Lluís Pastrana, el promotor de esta iniciativa, que hoy cumple seis meses y el jueves 100 días. «Procedemos del mundo de la no violencia y la insumisión», señala. Durante el primer ayuno que se hizo en mayo en la iglesia de Sant Joan se planteó esta iniciativa, que comenzó a materializarse el 11 de junio. «Han sido más de 6.000 horas aquí postrados», recalca Pastrana.

La concentración comienza a las nueve de la mañana y termina a las dos de la tarde. Durante este tiempo suele haber una docena de personas en las escaleras de la iglesia de Sant Pau, delante de unas pancartas donde se puede leer «Prou ostatges. Silenci. Contra la repressió, per la llibertat». Los participantes no son solamente de la ciudad de Tarragona, sino también de otras localidades próximas, como La Pobla de Mafumet, Reus, Vilallonga del Camp o el Priorat.

El momento álgido llega a las doce del mediodía, cuando el número de participantes pasa muchas veces de los cincuenta. Todos se ponen en pie, pancarta en mano y están media hora en silencio. Y después repiten la acción durante un cuarto de hora delante de la comisaría de la Policía Nacional. El pasado viernes también estuvieron durante media hora frente a la comisaría de los Mossos de la calle Doctor Mallafré en protesta por los acontecimientos de Manresa y Girona. 

Contactos
Paralelamente, han hablado en dos ocasiones con el fiscal jefe y están pendientes de entrevistarse con la juez decana. Pastrana asegura que el presidente de la Audiencia no los ha querido recibir. En la vertiente policial, también se reunieron con el responsable de los Mossos en el Camp de Tarragona –ahora comisario en las dependencias centrales de Sabadell–. Están pendientes de hacerlo con el comisario de la Policía Nacional. En cambio, no han podido entregar la carta de petición al teniente coronel de la Guardia Civil porque, según Pastrana, no aceptan escritos en catalán.

Mientras esperan esta «rebelión contra la injusticia» de los jueces, fiscales y policías, a los que piden que «impartan justicia», ellos seguirán concentrándose hasta el próximo 21 de diciembre. Después de un parón por las fiestas de Navidad volverán el 7 de enero.

Temas

Comentarios

Lea También