Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona El punto de bajada de la EMT dejó de estar en servicio el pasado 24 de abril

Solimar se moviliza para recuperar la parada de bus

Los vecinos lamentan que ahora deben andar más de un centenar de metros por la acera de la N-340. El Ayuntamiento argumenta que la parada 'era peligrosa'

Octavi Saumell

Whatsapp
Varios vecinos de Solimar, recientemente, en la parada suprimida de Solimar

Varios vecinos de Solimar, recientemente, en la parada suprimida de Solimar

La Associació de Veïns de Solimar-Molnàs ha presentado al Ayuntamiento de Tarragona un escrito firmado por 170 de los 400 vecinos del barrio en el que expone su malestar por la reciente eliminación de la parada de la EMT que estaba en el barrio, en dirección Barcelona para llegar hasta La Móra-Tamarit. Los responsables municipales justifican la decisión en base a la "peligrosidad" que, consideran, tenía este punto, que era principalmente de bajada de los usuarios. Por ello, la compañía municipal suprimió la parada, que estaba situada frente a la gasolinera Jaume I, el pasado 24 de abril

Parada de Solimar
Vial que da acceso al puente soterrado para ir a Solimar, que está en pésimas condiciones. Foto: Lluís Milián

 

Ahora, justo un mes después de que la parada dejara de estar en servicio, los vecinos han elaborado un manifiesto y han llevado a cabo una recogida de firmas que ha contado con el apoyo de un centenar de personas. En el escrito, la entidad vecinal muestra "de forma pacífica" su "malestar, indignación y desaprobación" con la decisión tomada por parte del consejo de administración de la EMT, ya que consideran que se trata de una iniciativa "incoherente". 

 

"El hecho de suprimir esta parada comporta que los usuarios deben bajar en la parada de Mas Rabassa y andar más de un centenar de metros por la acera de la carretera, en un tramo en el que la N-340 no tiene prácticamente acera" lamentan los firmantes del manifiesto, que se muestran "sorprendidos e incrédulos" por el argumento presentado por parte de la EMT, ya que "los vecinos de Solimar y Molnàs no recordamos ningún accidente ni incidente" por culpa de la existencia de esta parada. Asimismo, los firmantes recuerdan que "en épocas pasadas el tráfico era mucho más alto en este punto, ya que no existía ni la AP-7 ni la A-7 ni tampoco teníamos el paso con escaleras por debajo de la carretera", afirman. 

Puente de Solimar
Paso soterrado que hay en el barrio de Solimar y que se encuentra en un estado de abandono. Foto: Alba Mariné

 

Los residentes cuestionan, además, la decisión de la presidenta de la EMT de eliminar el punto de la EMT, y se preguntan si otras paradas como la de Cala Romana, Platja Llarga, Mas Rabassa o la Mediterrani "¿no tienen esta misma problemática?". En este sentido, los vecinos temen que la decisión "sea para justificar una más baja ocupación para suprimir el servicio" de las lineas 12 y 13 de la Empresa Municipal de Transports.  

'No fue una decisión tomada a la ligera'

«No es una iniciativa que hayamos tomado a la ligera. Hemos estado buscando alternativas durante cuatro meses, pero no hemos encontrado ninguna que sea viable», afirmó hace pocas semanas presidenta de la EMT, Begoña Floria, para argumentar la decisión tomada. 

Los residentes lamentan que la decisión les obliga a coger la línea de bus ‘13’, cuando hasta la fecha podían usar también la ‘11’ y la ‘12’. «Este bus les deja dentro del barrio. Es la alternativa más factible que hemos logrado», afirmó Floria en reiteradas ocasiones. 

Hace semanas, los vecinos solicitaron a la EMT que estudiara la posibilidad de arreglar el paso soterrado que hay en la entrada del barrio, ya que consideran que, de esta forma, los usuarios podrían superar la N-340 sin peligro, pero esta opción fue rechazada por parte de los dirigentes municipales. 

 

 

Temas

Comentarios

Lea También