Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Suben un 10% los ciudadanos que pagan todos los tributos en febrero

El Ayuntamiento ya ha ingresado 1,6 millones de euros en tasas e impuestos, un 18% más que hace un año

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen  de la Oficina Municipal d´Atenció al Ciutadà del Ayuntamiento. Foto: Lluís Milián

Imagen de la Oficina Municipal d´Atenció al Ciutadà del Ayuntamiento. Foto: Lluís Milián

El número de personas que ha pagado de forma avanzada todos los tributos municipales se ha incrementado en casi un 10% respecto al año pasado. Así lo ponen de manifiesto los datos que maneja el Ayuntamiento de Tarragona a los que ha tenido acceso el Diari, que indican que un total de 1.153 contribuyentes sufragaron sus obligaciones económicas anuales con la corporación local antes del pasado 29 de febrero.

Esta cifra es significativamente superior a los 1.051 ciudadanos que abonaron los pagos de forma anticipada durante el ejercicio 2015. Cabe destacar que los ciudadanos que han optado por cumplir de forma avanzada con el Consistorio tienen una rebaja del 2,5% en la cantidad que aportan a la administración municipal. En total, el Ayuntamiento ha recaudado de forma prematura un total de 1.639.211,68 euros, una cantidad que es superior en un 18,45% a los 1.383.849,50 euros de 2015.

Cabe destacar que, en dos años, la opción de pagar en febrero todas las obligaciones con la corporación local ha aumentado en un 28,5%, pasando de los 897 contribuyentes que lo hicieron en 2014 a los 1.153 que lo han hecho este año. A nivel económico, ahora se han incrementado los ingresos en un 37%, logrando 472.000 euros más que hace dos años, cuando se recaudaron 1.167.246,27 euros.

El 10% lo fracciona

El concejal de Hisenda, Pau Pérez (PSC), reconoce que la administración municipal está «muy satisfecha» con la respuesta de los ciudadanos, si bien remarca que esta forma de pago «aún tiene mucho camino por recorrer», ya que los 1.153 contribuyentes suponen aproximadamente sólo un 1,5% de los más de 80.000 personas que tributan en total.

«Debemos llevar a cabo alguna medida para llegar a más gente. Y no sólo en el pago avanzado, sino también en el fraccionado» remarcó el máximo responsable económico del Consistorio. En este sentido, el número de personas que optaron en 2015 por el pago fraccionado fue un 7,8% superior a los de 2014, ya que casi un 10% de los contribuyentes (7.730) abonaron sus tasas e impuestos en diez mensualidades, esto sí, sin ningún tipo de bonificación. Esta cifra significa el doble respecto a la cantidad que optó por esta vía hace sólo cinco años, ya que se ha pasado de los 3.998 de 2011 a los 7.730 de 2015.

Pese a la satisfacción mostrada por parte del gobierno, la medida de rebajar impuestos no está bien vista por parte del presidente de la Federació d’Associacions de Veïns de Tarragona (FAVT), Antoni Peco. «No es justo que se rebaje la cantidad a pagar a los que puedan abonar todos los tributos a la vez, ya que se está beneficiando a los que más dinero tienen, cuando lo lógico sería ayudar a los que sufren más problemas económicos» afirma el representante vecinal.

Según Peco, el pago de las tasas y tributos «debería ser progresiva, en función de la renta que tenga cada familia. Las boninificaciones actuales no son suficientes», afirma.

De media, el recibo que se paga en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) en la ciudad es ligeramente superior a los 600 euros, mientras que en la tasa de la basura la factura es de unos cien euros y en el Impuesto de Vehículos unos 90. Todos estos recibos se han visto encarecidos de manera importante a lo largo de los últimos años. El IBI ha subido un 25%, mientras que la tasa de la basura se ha incrementado en un 46% desde 2008.

Congelación para este año

El equipo de gobierno anunció hace meses que congelará este año todos sus impuestos y tasas municipales. De cara a este 2016, la corporación local mantendrá el recibo del Impuestos sobre Bienes Inmuebles (IBI), la basura, el Impost sobre Vehicles de Tracció Mecànica, el agua y el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE). En concreto, según los presupuestos para 2016, los gastos corrientes de la corporación ascienden a 149 millones de euros, una cifra que es muy similar a la del año pasado.

En el apartado de bonificaciones fiscales, durante este año se potencian las ayudas para hacer frente a los impuestos del IBI y del ICIO. En esta línea, la concejal de Serveis Socials, Ana Santos (PSC), informó el pasado mes de marzo que en dos años se ha incrementado un 30% el presupuesto destinado para ayudas sociales para garantizar la alimentación, la vivienda, los suministros básicos y el pago de tributos municipales. En 2013, la partida fue de 549.437 euros, mientras que en 2015 fue de 719.174.

Según las cuentas de 2016, el nivel de ingresos por impuestos directos que recauda el Consistorio será de 72,9 millones de euros, una cifra que es superior en un 2,3% respecto a los 71,2 de 2015. De estos, la mayor parte vienen del IBI (47,8), mientras que 11 proceden de la basura y 7,4 del IAE empresarial.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También