Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona celebra el anuncio de la liberación de los peajes

Los alcaldes de los municipios por donde la N-340 aún no está desdoblada insisten, no obstante, en la necesidad urgente de desviar los camiones y exigen medidas inmediatas

A.J./MM/JMB

Whatsapp
Imagen de una manifestación en Calafell para pedir el fin de los peajes, incluidos los de la C-32, propiedad de la Generalitat.  FOTO: JMB/DT

Imagen de una manifestación en Calafell para pedir el fin de los peajes, incluidos los de la C-32, propiedad de la Generalitat. FOTO: JMB/DT

El Ministerio de Fomento eliminará los peajes de las autopistas cuyas concesiones vencen próximamente, entre las que figura el tramo de la AP-7 desde Alicante a Salou, en 2019.

«Hemos decidido que se libere de peaje», anunció ayer el titular de esta cartera, José Luis Ábalos, en una entrevista en el diario El País. La decisión crea un precedente para las autopistas que vencen en 2021 (AP-2 entre Zaragoza y el Mediterráneo y los tramos de la AP-7 Tarragona-La Jonquera y Montmeló-El Papiol).

Así, en 2021 todas las autopistas del Estado que cruzan la provincia dejarán de ser pago, colmando así una vieja reivindicación del territorio. Por ello, el anuncio fue celebrado entre los más afectados en la provincia, aunque piden que mientras llega esa fecha no se olviden las inversiones y las medidas ya previstas.

Es el caso del alcalde de El Vendrell y portavoz del Pacto de Bará, Martí Carnicer (PSC), quien defiende que hay que ejecutar «lo antes posible» el desvío obligatorio de camiones de la N-340 hacia la AP-7. Carnicer celebra que el Gobierno confirme que levantará los peajes de las autopistas que finalizan su concesión, pero reivindica que, mientras esto no llegue, se dé cumplimiento a los compromisos adquiridos. 

En la misma línea, la teniente de alcaldía de El Vendrell Eva Serramià (PDeCat) valora el anuncio de eliminación de peajes pero lamenta que en el Penedès deba esperarse todavía unos años. Serramià señala que «hay una urgencia» por la saturación que tienen las carreteras N-340 y C-31.

En términos muy parecidos se expresa el alcalde de Torredembarra, Eduard Rovira (ERC), quien constata que la liberación de los peajes era una cuestión que pedían porque la autopista está «muy amortizada».

Al mismo tiempo, exige celeridad en la toma de decisiones para evitar las colas kilométricas durante la nueva temporada turística que está a punto de empezar y recuerda que la solución que exigen en cuanto al desvío de camiones y la aplicación de bonificaciones debe tener una aplicación inmediata. Asimismo, espera que el anuncio de la liberación no aparque las medidas para mejorar la seguridad en la N-340. 

Además, Rovira cree que habrá que hablar del futuro de las autopistas liberadas y de si los presupuestos estatales permitirán conservarlas en buenas condiciones, en lo que coincide con Carnicer.

Por otra parte, el alcalde de El Vendrell recuerda a la Generalitat que también apuestan por «reducir» los peajes de la autopista C-32, «una de las más caras del país». En este sentido, Carnicer contrapone las diferencias de estrategia de ambos gobiernos: la voluntad de Fomento de liberar peajes, por un lado, y el planteamiento del Govern de implantar la viñeta, por otro.

Por su parte, los alcaldes de siete poblaciones ebrenses por donde discurre la N-340 (todos ellos de ERC) reclaman al ministro que haga efectiva de forma inmediata la gratuidad de la autopista AP-7 a su paso por el territorio.

Los alcaldes de Alcanar, Alfons Montserrat; Sant Carles de la Ràpita, Josep Caparrós; Amposta, Adam Tomàs; L’Aldea, Dani Andreu; El Perelló, Ferran Cid, y L’Ametlla de Mar, Jordi Gaseni, han firmado un comunicado conjunto en el que  hacen responsables a PP y PSOE de la alta siniestralidad de la carretera N-340 y de que a día de hoy no haya una autovía alternativa gratuita en las Terres de l’Ebre, como tendría que ser la A-7. «Lo que pedimos son medidas inmediatas. No podemos esperar al final de la concesión», comentó al Diari Adam Tomàs.

¡Gratuidad ya!

«La promesa nos parece bien. Ahora hay que cumplirla». El movimiento vecinal ‘Prou! AP-7 gratuïta ja!’ de las Terres de l’Ebre, que ya lleva cerca de 200 cortes reivindicativos de la N-340, pedirá al Gobierno que ponga por escrito el compromiso de Fomento. «Las palabras se las lleva el viento y hay que ver si podrán resistir la presión que se les viene encima», afirmó el portavoz de la plataforma, Llorenç Navarro.

De hacerse efectivo el anuncio del ministro, Navarro considera que será un éxito de la gente y de la lucha que, en el caso de la plataforma que representa, lleva tres años de cortes de carretera periódicos. «Pero de momento hay que ser prudentes, porque la decisión afecta los intereses de grandes empresas», dice.

El movimiento ebrense, junto con Unión de Plataformas por la Liberalización de las Autopistas de Peaje (UPLA) y la confederación de asociaciones vecinales, ya han pedido una reunión con Ábalos para conocer de primera mano esta propuesta y reafirmar su compromiso. También esperan que no se aplique la viñeta y que se frene la construcción de rotondas en la N-340

¿Hay letra pequeña?

La Federació Empresarial d’Autotransport de Tarragona (FEAT) desconfía del anuncio efectuado por el ministro José Luis Ábalos. «Las primeras reacciones dentro del sector son de incredulidad. El anuncio parece tan bueno a primera vista que mucha gente no se lo acaba de creer», asegura Josep Lluís Aymat, el director de la FEAT.

Muchos de los asociados a la entidad se preguntan qué hay detrás del anuncio y creen que puede haber una trampa, «la letra pequeña». Aymat asegura que si detrás de todo ello está la euroviñeta dentro del marco europeo no están de acuerdo en que los camiones paguen la no prórroga de la concesión.

Y ello, añade, afectaría tanto a la competitividad del transporte como del sector económico en general. «Nos gustaría que estos temas el Gobierno central los tratase dentro del Comité Nacional del Transporte. Y que dicho debate pudiera ser largo y extenso para averiguar así si detrás de estas intenciones hay otras ocultas», indica Aymat, quien recoge el temor de algunos transportistas sobre la capacidad de la red.

«Cuando las autopistas estén libres de peaje, nuestro pensamiento es si se podrán llegar a colapsar debido a la poca inversión en infraestructuras que se ha hecho últimamente, especialmente en el territorio catalán», concluye.

Temas

Comentarios

Lea También