Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona debatirá sobre si el alcalde debe promocionar el Chartreuse

Se trata de una moción que presentará Units per Avançar y que defiende que los cargos electos no promuevan el consumo de bebidas alcohólicas

Diari de Tarragona

Whatsapp
Una imagen que quizás no vuelva a repetirse.

Una imagen que quizás no vuelva a repetirse.

El grupo municipal de Units per Avançar (UpA) defenderá en el próximo pleno del Ayuntamiento de Tarragona –del día 16 de marzo–, una moción que comprometa a los concejales a no participar en la promoción pública de ninguna bebida que contenga alcohol ni de ningún otro elemento que pueda incentivar al posterior consumo. En la moción que defenderá el portavoz de UpA, Josep Maria Prats, explica que «como decía Raimon Panikkar, la educación no se enseña, se contagia».

Prats asegura que «tenemos la obligación de dar ejemplo y de ser un modelo de referencia para la ciudad. El cargo público es el espejo de la institución ante los ciudadanos, por eso debemos ser estrictos en nuestras actuaciones», y añade que «bajo ningún concepto se puede apelar a la tradición cultural para incentivar y promocionar el consumo de bebidas alcohólicas, y menos entre los jóvenes, ya que el interés general está por encima de cualquier consideración». 

El portavoz de UpA explica que desde el consistorio se ha trabajado mucho para sensibilizar a la población de la problemática generada por el consumo de alcohol y para evitar sus consecuencias. «Este trabajo debe reflejarse en la imagen pública de las personas que nos representan», explica Prats.

Una polémica que viene de lejos

En julio del año pasado, el Departament de Salut de la Generalitat envió una carta al alcalde de la ciudad, Josep Fèlix Ballesteros, en que decía que el consistorio tarraconense tenía una actitud muy permisiva con el consumo de alcohol, sobretodo en todos aquellos actos relacionados con las fiestas de Santa Tecla, en la que la Mamadeta –granizado y Chartreuse–, es la bebida estrella.

Además, Salut aseguró que la promoción de las bebidas alcohólicas es contradictorio con las campañas preventivas. Ballesteros decidió ignorar el requerimiento y acusó a la Generalitat de «hipócrita» y anunció que continuaría defendiendo la bebida de las fiestas «por tradición». Si la moción es aprobada, este viernes, por la mayoría del pleno, el alcalde de la ciudad y concejales deberán dejar de promocionar el Chartreuse, el vermut, la Mamadeta y el Petonet, durante las fiestas.

Temas

Comentarios

Lea También