Tarragona ya intuye la sexta ola de coronavirus

Las visitas a Primaria por Covid-19 crecen un 52% en dos semanas y los contagios un 62%. La oleada podría ser más leve pero urge a tomar medidas para contenerla ya

Raúl Cosano

Whatsapp
La situación actual por el momento no es de alerta, pero sí que el nerviosismo se ha vuelto a instalar. Pere Ferré

La situación actual por el momento no es de alerta, pero sí que el nerviosismo se ha vuelto a instalar. Pere Ferré

«De no tener ningún caso hemos pasado a siete en 24 horas. Están subiendo de nuevo los contagios. Algunos CAP lo notaron ya la semana pasada y otros en esta. Durante muchas semanas de este otoño la Covid-19 ha sido algo residual pero ahora vemos de nuevo un crecimiento», diagnostica la reusense Roser Barceló, enfermera en el CAP Marià Fortuny. La situación actual por el momento no es de alerta, pero sí que el nerviosismo se ha vuelto a instalar. «El verano también comenzó así. Teníamos cinco o seis casos al día y en una semana te plantabas con 25», añade, preocupada, Barceló. 

El gráfico de estas páginas de la montaña rusa de la Covid-19, con cinco olas en 20 meses, deja atrás puntas dramáticas y, como final momentáneo, una estabilidad esperanzadora desde inicios de septiembre hasta ahora que no se veía desde el verano de 2020. Los altísimos niveles de vacunación han permitido tener más de 10 semanas de descenso y de estabilidad hospitalaria, a pesar de que se habían levantado prácticamente todas las restricciones y se había recuperado la movilidad.

¿Hay que alarmarse? No lo parece, aunque hay que extremar las precauciones, aplicar medidas y evitar la relajación. Los indicadores epidemiológicos muestran un aumento sostenido en los últimos días. Ayer el Camp de Tarragona superó el umbral de los 100 puntos y entró en riesgo alto de rebrote, en el que también está la región de las Terres de l’Ebre. La incidencia o la velocidad de contagio están subiendo. También crecen los casos notificados.

«Ha habido una relajación total con el uso de la mascarilla y eso se traduce en más contagios»
Mireia García-Villarrubia. Vicepresidenta del Col·legi Oficial de Metges de Tarragona 

Las visitas por Covid-19 a la atención primaria tarraconense han subido un 52% en dos semanas, al pasar de 2.311 casos en siete días a los actuales 3.517, una cifra que empieza a parecerse a la del inicio de la quinta ola del verano, aunque todavía está lejos de unos registros, que a principios de julio, llegaron a los 9.000. «Se está complicando la situación, necesitamos tomar medidas y estas pasarán por el certificado Covid, que es cuestión de días. Tenemos que anticiparnos a esta ola con esta nueva herramienta que tenemos», explica Àlex Arenas, catedrático de Ingeniería Informática y Matemáticas de la URV.  

Un 41% más de positivos

De momento, el impacto en los hospitales es nulo, porque se está en la fase de la ola centrada en la detección y la aparición de positivos, pero las autoridades contemplan que pueda repercutir en breve. Otro dato oficial de Salut: los positivos en Tarragona por PCR o antígenos han pasado de 269 a 379 en una semana, un 41% más. En las últimas dos semanas el ‘in crescendo’ es del 62%. Esa cifra es la peor en dos meses, desde inicios de septiembre, cuando la quinta ola se estaba retirando. 

La inercia no es uniforme ni se percibe aún en todos los CAP por igual. «En cuanto a la Covid-19 la situación es tranquila de momento. Viene algún enfermo, no vacunado, pero no detectamos un aumento. Sí que estamos absolutamente desbordados por todo el trabajo pendiente, todo lo que no se ha hecho en estos meses», reconoce Jordi Daniel, miembro de la Societat Catalana de Medicina Familiar i Comunitària (CAMFiC) y médico en el CAP Salou. 

Otro indicador válido son los test de antígenos con positivos sintomáticos. Han pasado de 126 a 217 en una semana en la provincia, firmando un aumento del 72%. Todos estos datos confluyen en la idea de que Tarragona está en el inicio de una ola, lo que no quiere decir que tenga la virulencia de las anteriores. Las próximas semanas serán claves para ver si se parece más a la cuarta, de poca repercusión, o a la tercera y quinta, mucho más graves. «Podría ser una oleada de casos que no tuviera tanta incidencia hospitalaria», añade Àlex Arenas desde la URV.  

«Hemos pasado de ningún caso a siete en 24 horas. Estamos creciendo otra vez»
Roser Barceló. Enfermera CAP Marià Fortuny

¿Por qué se producen estos aumentos de casos, con un 74,5% de la población tarraconense con una dosis y un 73,2% con la pauta completa? «No estamos en el nivel tan grave de otros países de Europa precisamente porque tenemos una tasa de vacunación tan elevada, pero no es suficiente como para contener la infección, porque hay que tener en cuenta que en Catalunya aún queda un millón de personas sin vacunar. A eso se añaden ciertas prácticas de relajación, no sabemos por qué razón en los interiores la gente tiende a quitarse la mascarilla», indica Arenas. 

Otras dolencias respiratorias

Mireia García-Villarrubia, vicepresidenta del Col·legi Oficial de Metges de Tarragona (COMT), confirma el empeoramiento de la situación, no solo por Covid-19: «El gran problema es la confusión con otras enfermedades respiratorias. Estamos viendo los típicos resfriados del invierno y eso hace que, para discernir, tengamos que hacer muchos test rápidos y tenemos mucho más trabajo en este sentido». La doctora recomienda a la gente «que antes que nada se hagan un test rápido para descartar, aunque piense que tiene un resfriado normal». La dirigente del COMT apunta las causas: «Ha habido una relajación total de la mascarilla, hay que volver a recordar su uso, que hay que llevarla siempre en interiores».  

Ese ‘agujero’ vacunal de contrarios a los antídotos es otro de los factores en la ecuación. Un 25,3% de los veinteañeros tarraconenses no se han puesto ni una dosis. Son, en términos absolutos, unas 21.000 personas que se añaden al otro hueco de la inmunización. Un 24,7% de los de 30 a 39 años han rechazado pincharse, lo que supone unas 26.000 personas más que han preferido, al menos por ahora, no inocularse la fórmula contra el SARS-CoV-2. 

Temas

Comentarios

Lea También