Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un tercio de la factura del agua en Tarragona se va al Consorci d'Aigües

La organización de consumidores reconoce que en el Mediterráneo es más cara por la falta de recursos hídricos

Àngel Juanpere

Whatsapp
En los depósitos de la Muntanya de L´Oliva se almacena el agua procedente de la Mina de l´Arquebisbe. Foto: DT

En los depósitos de la Muntanya de L´Oliva se almacena el agua procedente de la Mina de l´Arquebisbe. Foto: DT

Las ciudades del arco mediterráneo –entre ellas Tarragona– tienen la tarifa de agua más cara, según el estudio realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). La desigualdad de los recursos hídricos entre unas regiones y otras puede explicar estas diferencias pero solo parcialmente. En el caso de la ciudad de Tarragona, hay un handicap añadido:el 80 por ciento del agua de consumo de boca procede del minitrasvase. Y ello tiene un coste importante porque el líquido se tiene que bombear desde cien kilómetros de distancia y se distribuye a las casas por propulsión, con el consiguiente coste de energía eléctrica.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha detectado diferencias de hasta el 352 por ciento en el precio del agua en 53 ciudades españolas y, aunque reconoce que en la factura inciden factores como el coste del suministro o del saneamiento, no son suficientes para justificar esta desigualdad.

Para llegar a esta conclusión, la OCU ha calculado los precios para un consumo de 175 metros cúbicos, el correspondiente al de una familia de cuatro miembros.

De esta forma, mientras los habitantes de Barcelona y Murcia desembolsan 510 y 502 euros al año en agua, en Guadalajara y Palencia esa suma sólo alcanza los 158 y 145 euros, respectivamente, según el estudio elaborado por la organización.

El análisis constata que los consumidores del sur y la zona del Levante pagan las facturas más caras, siendo Alicante, Palma de Mallorca, Cádiz, Huelva y Tarragona, donde se dejan más de 400 euros, y Sevilla, Lérida y Valencia, en las que la cifra supera los 370 euros, las otras ocho ciudades con los costes más elevados.

Datos sin verificar

El director-gerente de Ematsa, la empresa mixta que se encarga de suministrar agua a la ciudad de Tarragona, Dani Milan, se muestra disconforme con muchos de los datos en que se ha basado la OCU este año, «además, en esta ocasión no los hemos verificado, hecho que sí ocurrió otras veces».

Actualmente las cuatro quintas partes del agua de consumo en la ciudad de Tarragona proceden del minitrasvase, lo que incrementa la factura. En concreto, un tercio de la misma se paga al Consorci d’Aigües. El restante veinte por ciento del agua proviene de recursos propios y de un pozo que está a 180 metros de profundidad, con el consiguiente coste que ello representa. Para Milan , no sería rentable hacer más pozos porque, en periodos prolongados de sequía, se tendría que volver al Consorci, y el agua se pagaría más cara.

Según las cifras de la Agència Catalana de l’Aigua (ACA), que marca el precio, en Tarragona el metro cúbico cuesta 1,741 euros –mientras que el estudio pone 2,34–, que se desglosa de la siguiente manera: 0,898 por el suministro –el estudio pone 1,31–, 0,635 para el canon y 0,2083 para el alcantarillado y la depuración. Del saneamiento, el 80% es el canon que se paga al ACA.

El error, según Dani Milan, es que la OCU ha cogido la tarifa doméstica, que afecta a los clientes con un mayor consumo –porque tienen piscina, varios lavabos, etc –, «pero las dos terceras partes de los tarraconenses están abonados a la tarifa inferior».

El director de Ematsa remarca que en el caso de Tarragona –y de Catalunya y de otras comunidades– se paga un canon en el recibo, pero quizás algunas autonomías no lo satisfagan en el mismo y sí a través de algún otro impuesto, por lo que no está recogido en los datos de la OCU.

En el lado opuesto

Por el contrario, Orense, Soria, Melilla, Vitoria, Lugo y Ávila, con cantidades de entre 162 y 199 euros, y Burgos y San Sebastián, en las que apenas se superan los 200, son las más económicas.

En mitad de la tabla se sitúan Huesca y Gijón, con facturas anuales de 286 y 280 euros, respectivamente; Cáceres y Madrid, donde se abonan 275 y 271 euros al año; Zaragoza (269), Zamora (263), Toledo y Ciudad Real (en ambas 254 euros); Cuenca (249) y Pontevedra (263).

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También