Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una marcha para ver las zonas poco iluminadas de L'Espluga de Francolí

Un recorrido donde se observa la percepción de las mujeres hacia el diseño del urbanismo del municipio de L’Espluga de Francolí

ALBA TUDÓ

Whatsapp
Una marcha para ver las zonas poco iluminadas de L'Espluga de Francolí

Una marcha para ver las zonas poco iluminadas de L'Espluga de Francolí

¿Nos sentimos seguras cuando andamos por L’Espluga de Francolí? ¿Cómo podríamos mejorar el espacio público?. Estas son algunas de las preguntas que se formularon este miércoles en este pueblo. Y es que el SIAD (Servei d’Informació i Atenció a les Dones) del Consell Comarcal de la Conca de Barberà organizó una marcha exploratoria donde participaron unas veinte personas. Las vecinas miraban, prestaban atención a todo y lo anotaban en una hoja donde también había un mapa de L’Espluga. Así se observaba la percepción de las mujeres con el diseño del urbanismo en el municipio.

El recorrido empezó en la Oficina de Turisme en distintas calles y plazas. Algunos estrechos y oscuros. También pasaron por delante de distintos equipamientos como el CAP, y terminaron en la Oficina de Turisme. Hicieron un total de 2,5 quilómetros.

«Hemos marcado las calles mas oscuras de L’Espluga y menos transitables», afirmó, antes de empezar la concejal de Igualdad, Aida Morgades, quién añadía que desde el propio Ayuntamiento trabajarán para mejorar el urbanismo. Así a partir de las propuestas de las vecinas des del SIAD elaborarán un diagnóstico y lo pasaran al Ayuntamiento.

Imagen de alguna de las participantes explicando sus sensaciones. FOTO: ALBA TUDÓ

«Creo que está muy bien. Es la primera vez que lo hacen», explicaban mientras hacían la marcha, dos vecinas, Isabel y Socorro. Añadieron que «hay pasos de peatones peligrosos que se podrían cambiar o en algunas calles falta luz como por ejemplo este, la calle Canós».

«Las conclusiones que hemos sacado han sido distintos temas de movilidad, los colores de la luz que eran muy amarillas y alguna iluminación de alguna calle que iluminaba más en la carretera que la acera», señaló, Núria Camps, consultora de la consultoría MiT.

Las marchas exploratorias originan a principio de los años noventa en la ciudad de Toronto. Consisten en la evaluación realizada en el municipio que hace un grupo representativo de la población de un espacio sentido como problemático o inseguro o especial relevancia.

Las marchas exploratorias pueden ser utilizadas para diagnosticar la situación de variados espacios públicos o semipúblicos como paraderos de buses, calles, lugares de trabajo, escuelas y sus alrededores, estacionamientos, baños públicos, tiendas, etc.

Un vermut reivindicativo

La segunda actividad se realizará el mismo día 8 de marzo, domingo, en el bar del Casal de L’Espluga a las 12 del mediodía y consiste en un Vermut Reivindicativo. Se pretende que no sea un vermut convencional sino que también existe la posibilidad de que quien quiera podrá salir a leer un manifiesto, hacer un discurso, cantar una canción, etc.

Habrá micro abierto para que todos se puedan expresar y reivindicarse. En la organización participan el bar del Casal, el Grupo Scout y Guía del Estornell, la asociación juvenil Auvënguen. Las PD Petes, serán las encargadas de poner la música y también participarán en el acto varias jóvenes que han ayudado en la organización. Este también es un acto abierto a todos los públicos.

Temas

Comentarios

Lea También