Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Unas fiestas para que la Vall de l’Arrabassada deje de ser ciudad dormitorio

La mayoría de las actividades están dirigidas a los más pequeños. Hoy es el turno del correfoc, con el Griu como protagonista

Carla Pomerol

Whatsapp
La jornada de ayer estuvo marcada por el espectáculo infantil con Susanita Pinceles y por la cena popular con el ‘romesco’ de sepia con patatas. FOTO: Alfredo González

La jornada de ayer estuvo marcada por el espectáculo infantil con Susanita Pinceles y por la cena popular con el ‘romesco’ de sepia con patatas. FOTO: Alfredo González

La mayoría de actividades programadas durante este fin de semana en las fiestas de la Vall de l’Arrabassada están destinadas a los más pequeños. Según explica el presidente de la asociación de vecinos, Josep Maria Bertran, «se trata de un barrio joven, donde el 80% de las parejas tienen hijos. Los que no, tenemos nietos».

El objetivo de estas fiestas es que los vecinos se sientan llamados a la participación y así fomentar el sentimiento de pertenencia con el barrio. «No vivimos en un lugar aislado ni en una ciudad dormitorio. La Vall de l’Arrabassada debe ser un barrio lleno de vida», asegura Bertran. 

Y aunque durante algunas tardes de invierno no se ve ni una alma por las calles, este fin de semana el barrio estaba repleto de niños, jóvenes y abuelos disfrutando de las fiestas. El viernes fue el turno del pregón, pero sin pregonero.

La asociación de vecinos, que ya hace diez años que organiza estas fiestas, cambió el formato en motivo del décimo aniversario y quiso homenajear a los pregoneros que ha habido hasta ahora. La entidad quiso recordar la figura de Jaume Marí, presidente de la Federació Catalana de Paràl·lisi Cerebral y también pregonero, que falleció hace poco más de un año. La fiesta siguió con una xistorrada popular, que reunió a 170 personas, más un grupo de versiones y djs.

La jornada de ayer empezó con los hinchables para los más pequeños. Cabe destacar que este año, la organización se ha visto obligada a trasladar la ubicación de las fiestas por motivos logísticos. Durante los últimos tres años se hicieron en el Parc de les Lletres Catalanes, pero este año se han celebrado en la calle Llorenç de Vilallonga.

Durante la tarde de ayer, se llevó a cabo un espectáculo infantil y una exhibición de danza. Un romesco de sepia con patatas fue el protagonista de la cena popular y la noche acabó con djs y un grupo de versiones.

Hoy es el turno del tobogán acuático de 70 metros y del vermut electrónico. Por la tarde, habrá una exhibición a cargo de la sección de patinaje y de taekwondo del Club Gimnàstic de Tarragona y la magia del Mag Albert. A partir de las diez de la noche, llega uno de los actos estrella, el correfoc, con la participación de los Dimonis de Montblanc, los Espanta-rucs del Penedès y el Griu de Tarragona. 
Una entidad luchadora

La Associació de Veïns de la Vall de l’Arrabassada nació hace unos diez años. Su objetivo ha sido siempre cohesionar uno de los barrios más jóvenes de la ciudad. Lucharon por una farmacia, y consiguieron dos. Ahora, esperan ansiosos el nuevo colegio y reivindican más limpieza en sus calles. Además, la entidad trabaja en el Griu Petit.

Temas

Comentarios

Lea También