Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Dos grúas de grandes dimensiones sacarán del agua el velero Eleonora E

Esta semana se han movilizado los primeros equipos y personal de la operación, con inmersiones para inspeccionar el estado del buque. La operación necesitará 4 semanas

| Actualizado a 04 septiembre 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Hoy hace 87 días que una embarcación de Salvamento Marítimo sufría un accidente en el Moll de Costa, causando el hundimiento del velero Eleonora E. Más allá de la espectacularidad de la colisión, los nueve miembros de la tripulación –que en el momento del accidente estaban en el interior del barco, incluyendo el capitán– pudieron salir por su propio pie y tan solo tenían que lamentarse daños materiales.

Casi tres meses después, esta semana se movilizaban los primeros equipos para sacar del agua el velero, una operación compleja, que se prevé que necesitará unas cuatro semanas para ser completada.

Por el momento, se ha colocado una valla perimetral y Ardentia, la empresa encargada de ejecutar los trabajos, ha instalado tres contenedores para oficina, almacén y taller. Asimismo, en esta fase final se hará un estudio geotécnico para conocer la resistencia del muelle, antes de colocar las dos grúas de 250 toneladas que intervendrán en el proceso. Según fuentes de la Autoritat Portuària, se prevé que cada una de estas tenga un brazo con un alcance de 13,5 metros y una capacidad de elevación de 53 toneladas de peso.

En esta fase preparatoria también volverán a intervenir los buzos, que antes de iniciar cualquier movimiento bajarán para mirar el estado de la embarcación y si han entrado sedimentos.

Según el plan aprobado por Capitanía Marítima, además de las grúas se utilizarán globos de reflotamiento que permitirán ir sacando el agua del interior del velero, para quitarle peso y que este gane flotabilidad. Previamente, se ha diseñado una pieza protectora de acero para instalar en la quilla del barco siniestrado. Este protector debe minimizar los daños en las eslingas y el casco durante la maniobra. También se utilizará una lanza de aire para crear un espacio entre el barro y el casco.

La operación es de una elevada complejidad y en esta intervendrán hasta 22 personas

Cuando acaben todos estos trabajos preparativos y las dos grúas estén a puesto, se iniciará el levantamiento. Antes, no obstante, se soplará aire en los airbags y una vez estos estén hinchados las grúas empezarán a tirar del barco hasta que la cubierta principal salga por encima del agua.

Una vez el yate esté adrizado, se inspeccionarán los daños junto a estribor, donde se produjo el impacto, y un equipo especializado realizará reparaciones temporales debajo del agua. Está previsto que en todo momento, haya medidas para contener, absorber y neutralizar posibles materiales contaminantes.

Una vez realizadas las primeras reparaciones, se levantará la embarcación hasta que toda la cubierta principal esté fuera del agua, seguidamente se acabarán de reparar los daños, bombeando los compartimentos inundados para recuperar la flotabilidad. Finalmente, el yate será remolcado al astillero PTW de Tarragona, junto a la Confraria de Pescadors. Esto supondrá un recorrido de poco menos de 800 metros que obligará a atravesar en diagonal la dársena de la Marina Port Tarraco.

La empresa encargada de la operativa de reflotamiento de Eleonora E prevé terminar todos los procedimientos en 28 días a partir de la fecha de inicio. Así pues, en poco menos de cuatro semanas, las 22 personas que estarán a cargo de las operaciones tienen previsto dejar todos los amarres disponibles para volver a realizar operaciones y acoger nuevas embarcaciones con normalidad, dentro de las instalaciones de la Marina Port Tarraco.

El Eleonora E es un yate con bandera del Reino Unido y país de origen Portugal. Tiene una manga de 8,11 m, una eslora de 41,48 m y un GT 141. Se trata de una réplica de la goleta Westward construida en el 2002 en los astilleros de Graaf Hardinxveld-Giessendam en los Países Bajos.

Comentarios
Multimedia Diari