Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    La factura por robo de cable en el alumbrado público de Tarragona se dispara

    La situación afecta principalmente a las instalaciones deportivas y calles poco concurridas, como las urbanizaciones de Llevant o la pasarela del carril bici que cruza la A-7

    10 octubre 2023 20:17 | Actualizado a 11 octubre 2023 07:00
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    En el último año se han registrado en la ciudad de Tarragona un total de 36 casos de robo de cableado eléctrico en farolas ubicadas en la vía pública. A esto hay que sumarle los episodios que se han producido en instalaciones deportivas, lo que supone un gasto adicional para las arcas públicas que el Ayuntamiento de Tarragona cifra en 200.000 euros.

    «La situación es preocupante ya que, por culpa de los robos, no podemos mejorar el sistema de alumbrado público en calles poco iluminadas que necesitarían un refuerzo», lamenta el concejal de Espai Públic, Guillermo García.

    El precio del cobre hace que los casos se hayan disparado en los últimos doce meses, y desde la administración de la Plaça de la Font se han activado todas las alarmas. Más teniendo en cuenta que la situación «cada vez es más continuada» y que antes del mes de septiembre de 2022, cuando empezó esta oleada, no se había registrado ningún episodio en más de un año. «Nos consta que algunos casos son fruto de organizaciones más o menos controladas por parte de la policía, mientras que otros no», describe García.

    Desde el departamento de Espai Públic se trabaja de forma coordinada tanto con la Guàrdia Urbana, como con Esports y la empresa SECE, encargada del mantenimiento. Y lo que se ha detectado es que en algunos casos los autores actúan de manera «sistematizada». «En la temporada baja de las urbanizaciones de Llevant hubo un incremento de los casos, lo que nos deja entrever que está muy pensado y que podría haber un patrón», dice García.

    A grandes rasgos podría decir que es un fenómeno que afecta al conjunto de la ciudad, aunque sí hay un sitio en el que se ensañan los ladrones son las zonas que por la noche están menos iluminadas y son poco concurridas. Es el caso del Camí de la Budellera, en las inmediaciones de la ITV, donde se han registrado cuatro episodios que han supuesto la sustracción de más de 2.000 metros de cableado, lo que sitúa en más de 20.000 euros el importe de los daños ocasionados.

    En el ámbito de Llevant también se han visto afectadas algunas calles de Boscos y La Móra, además de los viales de acceso a la playa Llarga y la Ciutat Residencial o el aparcamiento delante del Tennis Tarragona, en Cala Romana.

    Carril educacional

    En la relación de hechos también puede comprobarse como el alumbrado del carril bici educacional, que se reforzó en su momento, también ha sido víctima del incremento de estos hechos delictivos. Hasta en dos ocasiones se ha quedado a oscuras el tramo de la pasarela que cruza la A-7 –por el que cada día circulan los peatones y bicicletas que hacen el trayecto desde Sant Pere i Sant Pau al centro o viceversa– mientras que en otras dos ocasiones el ámbito afectado ha sido en Camí Vell de Valls, en la zona de Quatre Garrofers.

    Ponent tampoco no escapa, aunque en este caso los ladrones se han ensañado con las instalaciones deportivas. Es el caso del campo de fútbol de La Floresta, donde ya les han robado en dos ocasiones, quedándose sin poder utilizar las instalaciones durante «más de tres meses», según afirma el presidente de la entidad, Pablo Pedro González.

    El club y algunos familiares incluso se manifestaron en la Plaça de la Font exigiendo una solución. Y es que, al tratarse de unas dependencias municipales la reparación no se hace de un día para otro. «De repente se quedaron 24 equipos sin poder entrenar, lo que supuso una problemática muy importante», indica González. En este caso, la factura de su reparación ascendió a 24.170 euros, aunque en el caso de los recintos cerrados el Ayuntamiento asegura que el seguro cubre «la mayor parte de los daños».

    Desde el club incluso se contrató durante un tiempo a una persona como vigilante, una función que esta entidad considera que debería cubrir el Ayuntamiento para evitar nuevos episodios.

    ¿La solución?

    En la última ocasión se adoptó una solución de forma que si uno tira del cableado este queda trabado, impidiendo que pueda cortarse. Asimismo, el Gobierno explica que ha empezado a utilizarse un producto antiadherente, con la misma finalidad. Dos soluciones que en los últimos tiempos se aplican cada vez que hay una reparación, para que los ladrones no se salgan con la suya.

    El Racing de Bonavista también fue víctima de esta oleada de robos. «Desde el Patronat Municipal d’Esports nos pusieron unos focos provisionales, pero los partidos tenían que acabar entre las 5 y las 6 de la tarde, porque a pesar de todo no había suficiente luz», indica Joe Acero, de la junta directiva. Este asegura que hace un año aproximadamente hubo una «pandemia» de casos, que meses antes habría empezado en Reus y en los últimos tiempos se habría desplazado hacia la zona de Cambrils. No obstante, Acero es de la opinión que «los campos deberían requerir un poco más de vigilancia por parte del Ayuntamiento». En este caso, la reparación ascendió a 23.947 euros.

    Según las cifras recopiladas por el departamento de Enginyeria de la administración local, los casi cuarenta casos de robos en el alumbrado de la vía pública han supuesto la sustracción de 9.880 metros de cable.

    Se está utilizando un sistema que bloquea
    los cables y evita que pueda repetirse
    Comentarios
    Multimedia Diari