Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Estados Unidos y África, los destinos más escogidos por los tarraconenses este verano

Las agencias de viajes afirman haber recuperado la actividad de antes de la pandemia y dicen que la subida de precios no ha mermado las ganas de viajar de nuevo a países lejanos

| Actualizado a 10 agosto 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Viajar, y lejos. Otra de las pruebas de que, aunque todavía se contabilicen contagios, la pandemia ya es cosa del pasado. Las agencias de viajes de la provincia de Tarragona aseguran que han recuperado la actividad previa a la covid tras dos años muy duros para el sector a causa de las restricciones de movilidad y, por otro lado, los tarraconenses más viajeros han podido volver a explorar tierras exóticas. Estados Unidos, Egipto, Turquía, el Caribe y África han sido los destinos que más han escogido. Y tantas ganas había de recorrer kilómetros que la inflación, traducida sobre todo en los precios de los vuelos por el disparado coste de los combustibles, no ha sido un obstáculo.

«Aunque muchas familias están realizando ahora viajes por Europa, principalmente cruceros, que ya tenían reservados antes de la pandemia, hemos recuperado la demanda por países como Egipto, Turquía, Estados Unidos y el Caribe», explica Gloria Mestres, responsable de Viatges Mestres de Reus. En este sentido, señala que prácticamente son los mismos destinos que se escogían antes de la pandemia, con la diferencia que los países asiáticos han mantenido las restricciones por covid hasta hace poco. «Esto provocó que aquellas personas que empezaron a planificar los viajes en febrero y marzo apostaran más por África, donde ha crecido mucho el interés por safaris, principalmente en Kenia y Tanzania», asegura Mestres.

Las restricciones por la covid en Asia han hecho que crezca el interés por destinaciones africanas

Quién también reconoce que los tarraconenses apuestan por los mismos destinos que en 2019 es Laura Cugat, de Laku Travel, en Torredembarra, que además de los de larga distancia señala que mucha gente sigue buscando islas y zonas costeras como las Baleares y Sardeña, o «los intocables cruceros». Paralelamente, Cugat comenta que «aunque este 2022 todo se ha encarecido muchísimo, sobre todo los vuelos, que han aumentado entre un 25 y un 30% por el carburante, esto no afecta a que la gente realice las vacaciones soñadas, pues este año hay mucha necesidad de viajar lejos de nuevo».

En esto coincide también Emelina Orobitg, socia de Artis Viatges, del mismo municipio del Baix Gaià. «La gente se ha liado la manta a la cabeza y ha dicho: carpe diem, que mañana no sabemos donde estaremos», dice la agente turística, que destaca que «estamos buscando para hacer reservas en el parking del aeropuerto de Barcelona y para este mes de agosto está todo completo, como no ocurría desde antes de la covid». Orobitg explica que la mayoría de reservas que han hecho han sido para Estados Unidos, Egipto, Turquía y Riviera Maya. También para Baleares y Canarias, y destaca que ha surgido mucho interés por Rumania y Senegal, así como las reticencias todavía por viajar a Asia. Con todo, celebra que la recuperación de las ventas la han notado principalmente este último trimestre: «Viajes a países como Perú se preparaban con cinco o seis meses de antelación, y hemos hecho reservas para dentro de 15 días. La gente ha optado por comprar a última hora».

Dos años sin viajar... o sí

Ciertamente las restricciones de movilidad derivadas de la pandemia comportaron que mucha gente no viajara durante prácticamente dos años, o que por lo menos solo lo hiciera a nivel nacional. No obstante, aquellos más inquietos no aceptaron quedarse en casa. Es el caso de Àngel, que cada verano se va lejos con su familia. Este año ya han estado de crucero por Europa y en Estados Unidos, pero tanto en 2020, justo después del confinamiento, como el año pasado, también cogieron un avión. En el año duro de la pandemia «ya teníamos previsto ir a Grecia, y aunque nos lo aplazaron fuimos igual durante tres semanas, y el verano pasado fuimos a Tanzania».

Quién no viajó mucho en pandemia fue Eva Eslava, vecina de Alcover. La semana que viene se va 15 días a Egipto con su hermano y sus padres, un viaje que tenían previsto para agosto de 2020 y que tuvieron que cancelar. Ese año no viajó a ningún sitio, y en 2021 fue a Aragón. «La verdad es que tenemos muchas ganas, queríamos hacerlo el año pasado pero nos recomendaron que mejor esperáramos porque la situación no estaba controlada», explica Eslava, que agradece que «la agencia nos guardó la promoción inicial y solo nos ha incrementado el precio de los vuelos, 100 euros en total».

«Fuimos de voluntariado e hicimos dos safaris»

Rut Foguet es una joven tarraconense que, con una amiga, se fue de voluntariado a Uganda, concretamente en un orfanato de Lugazi, donde dieron clases de inglés y ayudaron a limpiar y a cocinar. Estuvieron en el país africano desde el 10 de junio hasta el 1 de julio, y aprovecharon los fines de semana, que tenían tiempo libre, para hacer turismo por el país. «Hicimos dos safaris, uno por el Queen Elisabeth, el segundo parque nacional más grande de Uganda, y otro en barca por un canal», cuenta Foguet, que dice que el primero les costó 120 dólares por cabeza y el segundo solo 30.

$!Rut Foguet (izquierda) junto a su amiga, justo antes de iniciar el safari por el canal en barca. También llevaron a cabo un safari por el Queen Elisabeth, el segundo parque nacional más grande de Uganda. El motivo del viaje fue un voluntariado en un orfanato. Foto: Cedida

Explica que no era un viaje que tuvieran previsto para antes de la pandemia, la idea surgió este mismo año, pero como habían estado dos años sin viajar tenían más ganas que nunca: «Durante la covid solo había ido a Andorra». Foguet recuerda que no había ninguna restricción, más allá de que en los aeropuertos pedían el certificado de vacunación.

«Hicimos un crucero por el Nilo, de Luxor a Aswan»

Guillem Perpinyà, de Torredembarra, viajó a Egipto con su pareja a principios de julio. Estuvo ocho días, cinco de los cuales en un crucero por el río Nilo, desde Luxor hasta Aswan, donde cogió un vuelo para ir a pasar tres días en El Cairo. El joven explica que escogieron Egipto por que les llamaba mucho la atención, y aunque no lo habían planeado previamente a la pandemia, está seguro que habrían ido antes si no hubiera sido por las crisis sanitaria y las restricciones que comportó. Perpinyà ya había viajado a Indonesia, India, Birmania y Malasia, pero durante 2020 y 2021 solo se movió por Europa.

$!Guillem Perpinyà (derecha) con su pareja frente a las pirámides de Giza. En El Cairo estuvieron tres días, y aunque fueron pensando que es un país pobre y que sería barato, acabaron pagando por todo. Por ello, lamenta que les salió más caro de lo habitual. Foto: Cedida

El torrense asegura que el viaje les salió más caro de lo habitual y reconoce que aunque fueron allí con la idea de que es un país pobre, es muy turístico y acabaron pagando por todo, hasta para ir al baño, y además todo era muy caro, sobre todo el agua: «Todo esto acabó aumentando mucho el coste del viaje». Lo reservaron con cuatro meses de antelación.

«Reservamos con tiempo, pero con un seguro covid»

Marc Mestre, de la Riera de Gaià, viajó a principios de julio a Estados Unidos con su familia. Concretamente, recorrieron la Costa Oeste, desde San Francisco hasta Yosemite pasando por Los Ángeles, Las Vegas, el Grand Canyon y el Dead Valley. Él lo hizo cuando estaba estudiando allí, y quería repetirlo con su familia. No lo habían previsto con anterioridad, salió en una cena en febrero y en marzo ya lo reservaron todo. Eso sí, con un seguro de cancelación por covid porque debían presentar un test de antígenos negativo 24 horas antes de partir: «Hasta un día antes no supimos si podríamos hacer el viaje», recuerda Mestre. De hecho, cuenta que inicialmente querían ir a Asia, pero estaba todo cerrado, con muchas restricciones.

$!Marc Mestre observando la inmensidad del Grand Canyon, uno de los puntos de la Costa Oeste de Estados Unidos que visitó en junio con su familia. Explica que su primera idea era ir a Asia, pero que en todos los países todavía había muchas restricciones para evitar los contagios.

Finalmente, piensa que al reservarlo con tiempo no se ha encontrado con los precios disparados por la inflación, pero asegura que si notaron la devaluación del euro respecto al dólar: «Está todo más caro que cuando fui a estudiar».

Comentarios
Multimedia Diari