Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

La Covid sube un 40% en Tarragona y ya hay impacto hospitalario

Dos subvariantes de ómicron y la bajada de la inmunidad hacen crecer los casos de 1.000 a la semana a 1.400. Los ingresos suben sobre todo en mayores de 50. No hay alarma pero sí inquietud

| Actualizado a 23 junio 2022 20:24
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

«Estamos mal, en una situación de subida clara, en todas las franjas de edad y a partir de 60 es la más preocupante, y ya hay una incidencia hospitalaria, incluido un pequeño incremento de las UCI», diagnostica Àlex Arenas, catedrático de Física y Matemáticas en la URV. Matiza antes que nada: «No es alarmante, porque seguimos teniendo el sistema sanitario bajo control, pero no es la situación que querríamos. Y nos preocupa, porque estamos en verano y la transmisión es más baja». Los datos oficiales del Departament de Salut de esta semana no han sido buenos y han marcado un cierto punto de inflexión, también en Tarragona. Después de varias semanas orbitando entre los 70 y los 80 ingresados, esta semana se alcanzaban los 118 pacientes por Covid-19 en la provincia. Desde inicios de junio, las hospitalizaciones por el impacto del SARS-CoV-2 han crecido casi un 60% en Tarragona, al pasar de unas 70 a las casi 120 actualmente. Los aumentos poco tienen que ver con los de otras veces y no se sabe si la inercia tomará forma de ola, pero sí está claro que preocupa a los expertos. «Hay aumentos, cuando estamos en verano y hacemos mucha vida en el exterior», cuenta Arenas.

Los científicos del grupo BIOCOM-SC, de la Universitat Politècnica, que monitorizan el día a día de la pandemia, también han dado la alerta: «Malos datos en la evolución de la transmisión, con crecimiento muy fuerte de casos que ya se nota en los CAP, con un incremento del 30% semana, y en los hospitales. Los casos detectados de más de 60 años aumentan con mucha fuerza».

En Tarragona, las franjas de 50 a 59, de 60 a 69 y de 80 a 89 son las que más crecen. Salut detectó, en la semana del 13 al 19 de junio, «un cambio de tendencia» por «el aumento de casos de Covid-19», «probablemente resultado de la mayor presencia de las variantes BA.4 y BA.5 que ya representan más del 40% de las muestras secuenciadas».

Otro dato que enseña el cambio de tendencia. En la última semana se han detectado 1.455 casos en la provincia por PCR o antígenos, un 27% más en relación a los siete días anteriores y un 40% sin comparamos con la última semana de mayo o la primera de junio, según datos de Salut.

Àlex Arenas, desde la URV, alude a ese y otros factores: «Estas subvariantes son un 13% más transmisibles que la BA.2, que era la cepa de ómicron que provoco la sexta ola. También empieza a haber una bajada clara de inmunidad que nos hace más vulnerables. Estamos en una etapa en la que el sistema inmunitario no está tan deprimido como en otoño pero las variantes influyen, igual que no llevar mascarilla, que es la protección a nivel individual más fuerte que puede haber».

Desde el BIOCOM-SC, se apunta a que la nueva variante «puede estar detrás de esta subida» y señala «a un valor importante de las reinfecciones». Así, esa nueva cepa derivada «sí puede explicar el cambio rápido en trayectoria».

Las llamadas son las mismas que en los últimos meses: la protección de los más vulnerables y la cobertura de vacunación con la pauta completa, teniendo en cuenta que más de la mitad de los tarraconenses (un 53%, según Salut) no se ha puesto el pinchazo de recuerdo. Buena parte de esas inoculaciones quedaron postergadas por el masivo contagio de ómicron, entre diciembre y enero. Para Arenas, el alza actual de contagios responde también a una bajada de la inmunidad, cuya duración cada vez se afina más: «La inmunidad de la vacunación es de seis meses y la natural más o menos igual, por lo que estamos en un momento en que se pueden dar reinfecciones».

Arenas cree que «vamos pronto hacia un refuerzo en mayores de 75 u 80 años», aunque «no tiene sentido una cuarta dosis para la población con las vacunas actuales, pero sí con las de segunda generación, que sean efectivas contra ómicron». El catedrático apunta que «es probable que nos vacunemos todos hacia otoño pero no será la cuarta dosis sino la primera de una segunda generación».

El aumento de la Covid-19 también se percibe en los CAP de Tarragona. Las visitas de pacientes por coronavirus han aumentado un 7% en la última semana, pero si se cogen los últimos 15 días el incremento es del 59%, al pasar de 2.044 a 3.257. Por ubicar y para no llamar al alarmismo: enero, cabalgando sobre el exponencial crecimiento de ómicron, arrancó con unos registros de 32.000 visitas en primaria por el virus. Hay que tener en cuenta que todos estos datos son parciales, pues hay una buena parte de contagios, aquellos que corresponden a cuadros leves o sin síntomas, que no se notifican y escapan a esta estadística oficial.

La doctora María José Pinazo, médico de familia en el CAP Torredembarra y delegada de Metges de Catalunya, reconoce que «tenemos mucha inquietud» porque «se está notando una mayor incidencia de infecciones en vías respiratorias y casos de Covid en pacientes mayores, que hasta ahora han estado libres de la enfermedad y se están contagiando».

Pinazo expone que «los protocolos no indican ya hacer la detección activa de la Covid» pero aun así se nota un «cambio de tendencia», lo que perturba a las puertas del verano: «Hay preocupación porque vamos hacia un periodo en el que vamos a estar menos profesionales atendiendo pacientes, sin cubrir ausencias, y con compañeros que se están contagiando también». Eso, además, cuando algunos centros asumirán un mayor volumen de trabajo por la llegada de turistas: «Lo vamos a notar a partir de este fin de semana».

Joan Inglés, responsable de la Unitat de Salut Laboral del Hospital Sant Joan, expone que «en los trabajadores estamos en un ascenso progresivo de casos, aunque la mayoría son leves». Inglés subraya que «entre la población en general hay un incremento pequeño de hospitalizaciones».

Hay estabilidad en las UCI. En la provincia hay solo 13 personas ingresadas en intensivos, pero hay que tener en cuenta que cinco tienen el patógeno pero no es el motivo principal de su convalecencia. En Catalunya se ha pasado en unos días de 29 a 40, pero la situación es igualmente de calma.

Comentarios
Multimedia Diari