La EMT recupera el 40% de los viajeros perdidos por la Covid

Los buses municipales sumaron el año pasado 1,7 millones más de pasajeros que en 2020, cuando por la pandemia la empresa de transportes había perdido 4,4 millones de usuarios

| Actualizado a 21 enero 2022 06:09
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

La Empresa Municipal de Transports (EMT) recuperó el año pasado casi la mitad de los pasajeros perdidos en 2020 a raíz de la pandemia del coronavirus. Pese a las restricciones, los aforos limitados, los rebrotes, las seis olas y los constantes confinamientos escolares, universitarios y laborales, la cifra de viajeros registrada el año pasado permite recuperar un 40% de los 4,4 millones de usuarios perdidos desde marzo de 2020, cuando estalló la crisis sanitaria.

Según los datos que manera la compañía dependiente del Ayuntamiento de Tarragona, a los que ha tenido acceso el Diari, durante 2021 los buses de la ciudad incrementaron en 1,7 millones su número de pasajeros respecto al año de la explosión de la Covid. En concreto, se pasó de los 5,9 millones de usuarios del pésimo 2020 a los 7,7 millones del primer año de reactivación tras la paralización de hace 22 meses.

Así, mientras que en 2019 la EMT registró un total de 10,4 millones de usuarios, el parón de 2020 llevó a la empresa a perder 4,4 millones de estos, quedándose por debajo de los seis millones. El confinamiento domiciliario entre marzo y abril de 2020, el cierre de las escuelas y centros escolares, las restricciones de aforo, el teletrabajo y la disminución de la actividad turística explican estos datos, que hundieron la actividad y generaron un importante déficit en las arcas de la firma pública.

Sin embargo, tras la fase más dura de la pandemia, la EMT logró entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2021 recuperar más de 1,7 millones de viajeros, situando la actividad global del año pasado en los 7,7 millones, un dato que representa llegar hasta un 74% de los que se lograron en el último año completo de la prepandemia. Esto significa que, pese a la mejora experimentada, aún queda un 26% de margen total para poder recuperar los números que se lograron en 2019, que en muchas ocasiones rozaron el millón de pasajeros mensuales.

Más actividad desde primavera

Después de unos primeros meses del año 2021 en los que la actividad aún mostraba una tímida reactivación, siendo poco más del 50% de la de los mismos meses de 2019, fue a partir de marzo cuando los buses municipales empezaron a notar un aumento de su aforo, pese a las limitaciones vigentes en ese momento por el Procicat. Así, entre marzo y junio del año pasado la cifra de pasajeros se situó aproximadamente en los 600.000 usuarios, un dato que es casi un 70% de los más de 800.000 del último año preCovid, pero el doble que 2020, cuando la movilidad prácticamente se paralizó.

A partir del mes de julio, con la actividad turística, el número mensual de pasajeros se consolidó en el medio millón, quedándose un 25% por debajo de las cifras prepandémicas, pero consolidando un aumento de más del 20% respecto a verano de 2020. Ya en septiembre, con el inicio del curso escolar y universitario, así como el fin de las vacaciones y la recuperación de la presencialidad laboral, se superaron –hasta noviembre– los 700.000 viajeros, lo que se tradujo en un valor solo inferior entre un 15% y un 20% a los de 2019, con un incremento de más del 30% respecto a 2020. Ya en diciembre, con el puente y las vacaciones de Navidad, la cifra bajó a los 674.000 viajes, lo que es un 18% menos que en 2019, pero un 27% más que el de las primeras fiestas con el coronavirus.

«Cambio de hábitos»

El presidente de la Empresa Municipal de Transports (EMT), Jordi Fortuny (ERC), destaca que el cierre de los números de 2021 revela que el transporte público de la ciudad «ha recuperado el cien por cien de la movilidad obligada», que es la que se da en horas punta «para ir y venir de las escuelas o al trabajo». El edil republicana recalca que en esas franjas horas –principalmente primera hora de la mañana– los vehículos van como antes de la Covid. Desde la EMT se reconoce que «lo que no se ha normalizado son las horas de movilidad no obligada». Pese a ello, Fortuny destaca que las cifras evidencian que «la EMT garantiza la movilidad ordinaria» de los tarraconenses.

Asimismo, otro de los factores es la disminución de la actividad turística respecto a 2019, que es lo que en gran parte explica que aún falte un 26% para volver a los datos de antes de la pandemia. «Los turistas tienen mucha incidencia en la conexión con los campings. Si se recupera la plena actividad podemos crecer en número de usuarios», afirma el presidente de la compañía, quien destaca que la disminución de visitantes afecta especialmente a la recaudación. «Mientras que los pasajeros habituales usan bonos, los turistas pagan el billete sencillo» –de 1,5 euros– que es el que da más margen de beneficio a las arcas municipales.

El edil de Esquerra, sin embargo, se muestra prudente a la hora de valorar si es posible recuperar la plena actividad que había hasta marzo de 2020, cuando estalló la primera ola del coronavirus. «La ciudad ha experimentado un cambio de modelo y de hábitos en la movilidad», especialmente por la irrupción de los patinetes eléctricos, indica Fortuny, quien también señala la bajada en el horario nocturno, un hecho que podría explicarse por la reducción de los horarios de la restauración y el cierre de las discotecas, así como la aplicación del toque de queda que ha estado en vigor durante muchos meses de 2021. El reto para 2022 es, pues, sumar los 2,7 millones de pasajeros que faltan para volver a la realidad de 2019.

Comentarios
Multimedia Diari