La Setmana Santa de los balcones y los escudos en Tarragona

El espíritu de esta celebración sigue presente en cada rincón. Solo es necesario levantar la cabeza y dejar rienda suelta a la imaginación

| Actualizado a 31 marzo 2021 05:35
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

No habrá procesiones en las calles ni redobles de tambores en las plazas. Pero el espíritu de la Setmana Santa tarraconense sigue intacta gracias al esfuerzo de las entidades, que han tirado adelante iniciativas con el objetivo de que se siga respirando devoción en cada rincón de la ciudad. Los grandes protagonistas de esta edición sin duda son los balcones. Ahí va el consejo del día: pasear por Tarragona con la cabeza levantada y observando atentamente las fachadas de los edificios. Es allí donde se concentra la esencia de la Setmana Santa.

Por segundo año consecutivo, los misterios no pueden salir a la calle y deben quedarse resguardados en sus iglesia. Es demasiado tiempo sin poder disfrutar del rico patrimonio escultórico de la Setmana Santa tarraconense. Así que las congregaciones decidieron trasladar los pasos en forma de imagen a las fachadas de algunos edificios. Destacar, entre todas, la escena en la Baixada de la Misericòrdia, presidida por dos enormes lonas de los Armats de La Sang y del Cirineu. Una imagen que evoca al recuerdo del viacrucis de los Natzarens.

En la Plaça de la Font, por otro lado, gobierna desde hace unos días el Sant Crist dels Gitanos y la escena del Descendiment de la Creu. Las lonas que nos muestran los diferentes misterios están repartidos por toda la ciudad, desde la Part Alta hasta El Serrallo. «No podíamos dejar la ciudad sin ver otro año más los pasos», explica Francesc Seritjol, presidente de la Agrupació d’Associacions de la Setmana Santa de Tarragona. Debajo de cada lona, hay unos pósters –algunos ya víctimas del vandalismo–, con un código QR. Al escanearlo, se puede descubrir una curiosidad acerca del misterio.

Otra de las iniciativas que ha conseguido mantener la llama encendida son los escudos en el balcón. Los tarraconenses han cambiado la estelada, el lazo amarillo y la bandera española por el damasco de su congregación. Se trata de una propuesta de la Germandat Nostre Pare Jesús de la Passió, que la Agrupació acogió y compartió con el resto de congregaciones. Los escudos han sido confeccionados por la Casa Guasch, con la intención de dar a ganar a comercios locales. «Cada uno se siente identificado con su entidad. Es una manera de contribuir al sentimiento de pertenencia que tanto necesitamos ahora», apunta Seritjol.

Sinergías con el comercio

Por primera vez, la Setmana Santa ha llegado también a los comercios y a los mercados municipales. Una cincuentena de tiendas adscritas a la Via T han decorado sus escaparates con motivos de la festividad. Gerard Figueras, propietario de Les Mitges de la calle Unió, aseguraba que son muchas las personas que paran delante de la tienda para contemplar las banderas, la vesta, el bombo y la medalla del Pas de la Presa de Jesús. Y este era el objetivo. «Poder colaborar con aquellos sectores que lo están pasando mal por la pandemia», explica Seritjol. Tanto en el Mercat Central como en el de Torreforta hay exposiciones fotográficas de la Setmana Santa.

Comentarios
Multimedia Diari