Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Playa de Tamarit: de aparcamiento ilegal a espacio de cría del chorlitejo

| Actualizado a 12 junio 2022 09:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

La semana pasada nacían en la playa de Tamarit las primeras crías de chorlitejo patinegro. Después de poco más de veinte días de incubación iniciaban su vida tres ejemplares de esta especie protegida, que en los últimos cuatro años ha encontrado en esta zona un espacio acogedor para reproducirse, lo que consolida el trabajo hecho durante más de una década. Días más tarde una segunda pareja también ponía los huevos y no se descarta que en los próximos días pueda haber más casos.

La organización ambiental La Sínia, que custodia la zona, ha movilizado un grupo de una veintena de voluntarios que protegen la zona y se encargan de colocar jaulas para proteger los ejemplares de los depredadores naturales, como los perros que pasean por la playa. De los tres ejemplares tan solo uno ha sobrevivido. «Cuando nacen necesitan alimentarse y se desplazan a la primera línea de mar para comer pequeños crustáceos, el problema es que durante el pasado fin de semana pasó tanta gente que les costó mucho llegar al agua y fue difícil de gestionar», indica Hèctor Hernàndez, responsable de la entidad ambiental. Los polluelos nacieron el viernes de la semana pasada. Por delante había tres días de fiesta en los que las playas se llenaron, lo que complicó la supervivencia de los pequeños.

La Sínia trabaja en coordinación con el Ayuntamiento de Tarragona y los técnicos de Agents Rurals para «estar lo más presentes posible», observar la especie para seguir aprendiendo sobre su comportamiento e informar a los bañistas, sobre todo, para que tengan mucho cuidado con los perros, que en verano tienen prohibido el acceso a la playa.

$!Uno de los polluelos recién nacidos. FOTO: Enric Pàmies

La presencia del chorlitejo patinegro en Tamarit es un bioindicador de que esta ave ha encontrado una zona con un valor natural, similar a municipios como Cubelles y Cunit, en los que este pájaro hace años se deja ver. «Su presencia sería como la bandera azul que nos indica la buena calidad de las playas a nivel turístico», señala Hernàndez. Con las acciones de balizamiento se ha conseguido preservar y fomentar un entorno con un elevado valor ambiental, que hacen de la desembocadura del Gaià y la zona de El Vinyet un reservorio único en el litoral tarraconense.

No siempre ha sido así. Antiguamente en esta zona –que forma parte del término municipal de Tarragona, pero que está a apenas 25 metros del Club Marítim d’Altafulla– había un aparcamiento ilegal de coches, utilizado por los bañistas que dejaban el coche encima de las dunas. Finalmente, en 2012 la entonces concejal de Medi Ambient del Ayuntamiento de Tarragona, Begoña Floria, clausuró el acceso y, junto al alcalde de Altafulla, Fèlix Alonso, ambos municipios colaboraban en la renaturalización de la playa de Tamarit.

La zona se delimitó con 87 palos y se plantó flora autóctona. Fue un primer paso hacia una nueva forma de ver este tramo de 325 metros lineales de playa, en los que se contribuyó a crear un nuevo hábitat, a partir su recuperación y regeneración natural. «Se ha conseguido que el chorlitejo patinegro encuentre un buen lugar para nidificar y se ha convertido en una zona ambiental y socialmente muy bien valorada, en la que viene mucha gente a pasear», dice Hernàndez.

La concejal de Medi Ambient del Ayuntamiento de Tarragona, Eva Miguel Gascón, valora que la presencia del chorlitejo «nos responsabiliza para que esta riqueza que hemos ganado continúe». La edil tarraconense destaca que «debemos ser conscientes de la fragilidad de la especie». «La presión antrópica no ayuda y los fines de semana en los que hay mucha gente debemos ser especialmente cuidadosos, para poder preservar esta riqueza que hemos ganado», argumenta. El reto es generar este hábitat y que en un futuro el chorlitejo patinegro también haga acto de presencia en zonas como la Platja Llarga y Torredembarra.

Sin embargo, la presión no tan solo llega por parte de los bañistas. Dentro de las actuaciones de regeneración de playas, impulsadas desde la Dirección General de Costas en colaboración con el Ayuntamiento de Altafulla, está previsto que a partir de mañana y hasta el miércoles se extraiga arena de la zona de El Vinyet. Desde La Sínia se ha intentado evitar. «Proponíamos que en invierno se hiciera acopio, pero como siempre nos despertamos tarde», lamenta Hèctor Hernàndez. Temen que el paso de los camiones cargados de arena por delante del nido amenace la supervivencia de los polluelos, pero lo único que se ha conseguido es que los trabajos se concentren en las horas de más calor, de forma que a primera hora de la mañana y por la tarde no haya movimiento. «No debería ser así, porque choca con la preservación de la naturaleza», concluye.

Comentarios
Multimedia Diari