Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Tarragona, bajo cero

La provincia está inmersa en la que se espera una de las semanas más frías del año, con mínimas negativas en buena parte del territorio. Prades (-10 ºc) marcó el lunes una de las más bajas de Catalunya

| Actualizado a 24 enero 2023 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

La provincia de Tarragona se encuentra inmersa en la que se espera una de las semanas más frías del año, aun que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), subraya, no obstante, que no se cumplen los requisitos para calificar la situación de ola de frío.

La semana arrancó el lunes con temperaturas mínimas negativas en gran parte del Camp de Tarragona y las Terres de l’Ebre, con el récord -a primera hora de la mañana de ayer- en Prades (Baix Camp), donde los termómetros llegaron hasta los 10 grados bajo cero.

Otras mínimas destacadas de la jornada de ayer se produjeron en Falset (-7,9 ºc), El Vendrell (-5 ºc), Vinyols i els Arcs (-3,6 ºc), Reus (-3 ºc), Valls (-2,5 º c), Tarragona (-1,8 ºc) o Tortosa (-1 ºc).

Si hace unos días la previsión apuntaba a que podría llegar un alivio térmico a partir de este miércoles, ahora indica que, aunque probablemente el jueves subirán las máximas y el viernes las mínimas, no lo harán lo suficiente «como para que dejemos de hablar de bajas temperaturas, por lo que podemos decir que estamos ante una de las semanas más frías de 2023», explicaba ayer la portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología, Bea Hervella.

Ola de frío

Para que se produzca una ola de frío, tienen que darse al menos tres días consecutivos y como mínimo en un 10 % de las estaciones consideradas, temperaturas mínimas por debajo del percentil del 5 % de sus respectivas series diarias de enero y febrero, según esta experta.

En este sentido, Hervella destaca que aunque la situación está al límite de ser una ola de frío, «por ahora parece que no se cumplen los requisitos» y, a día de hoy, no parece que vayan a confirmarse.

Según Hervella, este episodio de bajas temperaturas viene dado por dos grandes protagonistas: el anticiclón de las Azores y la borrasca Hannelore, que parecen «entenderse perfectamente y complementarse».

En el anticiclón, el viento gira en el sentido de la agujas del reloj, y en la borrasca, en sentido contrario, «por lo que ambos agentes unen esfuerzos para introducir en España un corredor de aire frío procedente del norte de Europa que protagonizará nuestro panorama meteorológico a lo largo de la semana».

Doce comunidades mantenían este lunes lunes la alerta naranja o amarilla por fuerte oleaje, nevadas y temperaturas mínimas, que en puntos de Catalunya y Aragón estaba previsto que descendiese la pasada madrugada hasta los 10 grados bajo cero, según Aemet.

Riesgo naranja

Es por ello que en Catalunya se activó el riesgo naranja por valores mínimos de -10 grados y hasta -15 grados en cotas altas en áreas del valle de Arán y Pirineos (Lleida); en el resto de provincias -entre ellas las de Tarragona- hay aviso amarillo por mínimas que oscilarán entre 8 y 5 grados bajo cero; en Girona hay viento del norte y noroeste de 65 a 80 km/h (fuerza 8-9) y olas de 4 a 5 metros.

Alerta naranja significa que existe riesgo meteorológico importante, con cierto grado de peligro para las actividades usuales, mientras que con la amarilla no existe riesgo meteorológico para la población en general, aunque sí para alguna actividad concreta.

Posibles nevadas en cotas bajas

Parelamente, Protecció Civil ha activado el plan de emergencias NEUCAT en fase de prealerta ante la previsión de que este martes pueda nevar nieve en cotas bajas, de entre 200 y 400 metros que podrían descender hasta el mismo nivel del mar la próxima madrugada.

Según ha explicado Protecció Civil, está previsto que las nevadas, que se esperan principalmente en el oeste y sur de Catalunya, puedan afectar a cotas bajas, con espesores de dos centímetros por debajo de los 400 metros. A partir de esta tarde la cota subirá hasta los 800 metros, concentrándose el riesgo de nevadas en el este y la mitad sur de Catalunya. Como los días previos, el viento seguirá siendo uno de los factores a tener en cuenta en cuanto al desarrollo meteorológico de la semana. Durante los primeros días de esta semana se prevé que pueda volver a soplar con rachas fuertes en los extremos norte -Pirineo y Empordà- y sur -Terres de l’Ebre- de Catalunya. También volvería a hacer acto de presencia a partir del jueves.

Otras comunidades

Al margen de Catalunya, 11 comunidades más mantenían el lunes la alerta naranja o amarilla por fuerte oleaje, nevadas y temperaturas mínimas. Aragón tenía aviso naranja (riesgo importante) en puntos del Pirineo por mínimas de -10 grados y hasta -15 grados en cotas altas; en Teruel y Zaragoza había alerta amarilla (riesgo) por frío -entre 5 y 8 grados bajo cero, mientras que en Huesca y Zaragoza había nivel amarillo por rachas de viento de 80km/h.

La Comunidad Valenciana está con nivel naranja en la provincia de Alicante, donde las mínimas descenderán hasta los 4 grados bajo cero en el litoral norte. Baleares tiene aviso naranja por fenómenos costeros adversos con olas de 4-5 metros , y nivel amarillo por nieve en la sierra de la Tramontana (Mallorca) y por mínimas de 1-2 grados bajo cero en las Islas de Ibiza y Mallorca.

Asturias, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Comunidad de Madrid, Navarra, País Vasco y La Rioja mantienen el nivel amarillo por frío, entre 2 y 8 grados bajo cero, o por nieve con espesores entre 2 y 10 cm.

Suben las ventas de calefactores

Ante este panorama de temperaturas gélidas las tiendas de electrodomésticos están notando un aumento considerable de las ventas de calefactores, estufas o radiadores. Jordi, de la tienda +Idees de Reus, explicaba ayer al Diari que «es normal que cada año, cuando aprieta el frío durante estas fechas, aumenten las ventas de este tipo de aparatos. Lo que más estamos vendiendo desde hace unos días son los calefactores más pequeños, por ejemplo, para el baño. Se trata de un aparato que calienta rápido y además es relativamente económico, entre los 20 y los 60 euros.

También tienen salida los radiadores azules, de bajo consumo. En cambio, el aparato de aire acondicionado, que da frío y calor, se suele vender más en los meses de verano».

Jordi no cree que este frío haya pillado a los ciudadanos desprevenidos, «ya que la tele lleva días avisando», aunque sí reconoce que «este año el frío ha tardado bastante tiempo en llegar y tal vez la gente se ha esperado un poco más a la hora de comprar un aparato.

Comentarios
Multimedia Diari