Tarragona derribará dos naves okupadas para crear más aparcamiento

La actuación es necesaria para la ampliación del parquing disuasorio de delante de la Tabacalera. Las obras, ya adjudicadas, empezarán durante el primer trimestre de este año 

| Actualizado a 05 enero 2022 17:55
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Las naves abandonadas y okupadas del Passeig de la Independència serán derribadas durante el primer trimestre de este año. Se trata de una intervención «inevitable» para poder empezar con las obras de ampliación del parking disuasorio de delante de la Tabacalera, adjudicadas recientemente y que doblará la capacidad del actual. El Ayuntamiento está ahora buscando alternativas habitacionales para las personas que viven en el interior de las naves.

El Consistorio se vio en la obligación, hace unos meses, de expropiar el solar en el que hay las dos naves, para poder ampliar el aparcamiento. Antiguamente estos almacenes eran talleres mecánicos, pero ahora están totalmente descuidados. En estas naves viven unas cinco personas en condiciones muy precarias. No tienen agua corriente y la única luz de la que disponen es una especie de foco visible desde la carretera. Curiosamente, el espacio está mínimamente equipado, con algunos muebles, como una mesa larga, algunas sillas y una especie de sofá que los ocupantes recogieron de un contenedor de basura. En la primera planta se encuentran las habitaciones. 

Por el lugar van pasando diferentes personas que no tienen un hogar estable y se hospedan en estas naves durante unos días, a la espera de poder pasar la noche en algún hostal. La mayoría de estas personas son extranjeras. Están a punto de ser desalojadas.

Hace unos meses, un equipo del Institut Municipal de Serveis Socials de Tarragona (IMSST) visitó la nave con la sospecha de que estuviera ocupada. «Se identificaron cinco personas, a las cuales se les explicó que la nave en la que vivían sería derribada», comentan desde el IMSST, organismo que abrió un seguimiento a los ocupantes para evaluar sus necesidades y buscar una solución. «Actualmente se está trabajando con estas personas para facilitarles los recursos», dicen desde el IMSST. Según ha podido saber el Diari, uno de los ocupantes se hospedará provisionalmente en casa de unos familiares. El resto todavía no se sabe.

Las obras de ampliación del aparcamiento disuasorio ya se han adjudicado por un valor total de 87.578 euros pero, por el momento, la empresa municipal de Aparcaments no se atreve a dar una fecha exacta de cuando empezarán los trabajos. Esta actuación permitirá doblar el número de plazas. De las 64 que hay en la actualidad pasará a 118. De esta manera, el Consistorio quiere compensar la pérdida de algunas plazas de parking en el Serrallo, una vez se peatonalicen las calles Sant Pere y Gravina del barrio marinero. 

En dos fases

Las obras se han adjudicado en dos lotes: por una parte el derribo de la nave y, por otra, los trabajos de urbanización del parking. La demolición del almacén irá a cargo de la empresaObres i Serveis Roig, por un importe de 45.138 euros.La previsión es que duren un mes. La parte de la urbanización irá a cargo de la compañía Plus Servicios Vila-seca, y costarán 42.440 euros. El tiempo de ejecución será de dos meses, según lo previsto. 

Con la llegada de las vacaciones de Navidad, la tramitación del contrato ha quedado paralizada. El siguiente paso será la reunión que llevarán a cabo Aparcaments y las empresas adjudicatarias, que se llama acto de convencimiento o de reajuste –una especie de encuentro sobre el terreno, en el que se valorará el proyecto y se analizará si es necesaria alguna modificación–. Según explican fuentes oficiales de Aparcaments, una vez se llegue a un acuerdo, este deberá firmarse y será a partir de entonces cuando habrá un plazo máximo de un mes para iniciar las obras. «Todavía no sabemos cuando se llevará a cabo esta reunión y, por lo tanto, no podemos dar una fecha concreta de puesta en marcha de los trabajos», aseguran desde Aparcaments. La previsión es que el trámite se reactive una vez pasadas las fiestas de Navidad. 

Un euro todo el día

El nuevo equipamiento funcionará como zona naranja, de forma que los usuarios podrán aparcar de lunes a viernes por un euro al día. El sábado, el domingo y los festivos, será gratuito. El funcionamiento será exactamente el mismo que el resto de parkings disuasorios de la ciudad, como por ejemplo, el de la Horta Gran. Con esta ampliación, la red de aparcamientos municipales contará con aproximadamente con 714 plazas. 

Esta actuación va estrechamente ligada con uno de los principales objetivos de este gobierno municipal. Peatonalizar el Serrallo es uno de los proyectos estrella en esta etapa final de legislatura. El plan es liberar el barrio marinero de coches, lo que lleva implícito la eliminación de plazas de parking en las calles Sant Pere y Gravina. Los vecinos aplauden la iniciativa, pero a la vez piden al Ayuntamiento soluciones alternativas para poder dejar el vehículo cerca de sus casas. Los restauradores se suman a la petición, para evitar que sus clientes deban pagar más de parking que de menú.

Comentarios
Multimedia Diari