Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Paisajes a golpe de pedal y paredes verticales que asombran en la provincia

Conocer el territorio sobre la bici por puertos de montaña o extensiones planas y escalar por gigantes de piedras que tocan el horizonte

Diari de Tarragona

Whatsapp
Pared vertical en Siurana. FOTO: Joan Capdevila

Pared vertical en Siurana. FOTO: Joan Capdevila

La provincia de Tarragona es un destino perfecto para recorrer a golpe de pedal. Entre sus kilómetros planos por el litoral como el Delta del Ebro, y sus sinuosas carreteras montañosas como Els Ports, el Montsant o la Mussara, las bicicletas se dejan ver a diario.

En el cicloturismo destaca el papel del Centro BTT Montroig del Camp-Miami Platja, creado para descubrir sobre ruedas la singularidad del entorno. Son 140 kilómetros, repartidos en una decena de rutas señalizadas según su grado de dificultad.

FOTO: Joan Capdevila

Salou y Cambrils también abren la puerta a este perfil de visitante y tejen una red de carriles bici que recorre sus principales puntos de interés. Dos de las poblaciones que cuentan con el sello de Destino de Turismo Deportivo.

El cicloturismo tiene un peso especial en las Terres de l’Ebre. Familias y grupos de amigos optan por recorrer el trazado de la antigua línea de tren de la Vall de Zafán, un itinerario que año tras año atrae a miles de personas.

Las vías de máxima dificultad en esta zona son la Cop d’Estat, en Siurana, y la First Round First Minute, en Margalef

El Parque Natural del Delta de l’Ebre, por caminos rurales y pequeñas carreteras locales que bordean balsas, campos de arroz y playas solitarias, las rutas se reparten a lo largo de toda la provincia, recorriendo paisajes muy distintos. Los hoteles y campings también apuestan por este modelo y lo potencian desde sus propias instalaciones.

Cerca del municipio de Tivissa encontramos el espacio natural de las montañas de Tivissa –Vandellós, que cuenta con una extensa red de caminos rodeados de un paraje natural para  disfrutar de vistas espectaculares sobre las dos ruedas. Son un lugar perfecto para disfrutar en bicicleta, en familia o con amigos, para todos los niveles.

FOTO: Joan Capdevila

Margalef y Siurana, en la comarca del Priorat, están en boca de los mejores escaladores del mundo. Los centenares de vías abiertas en sus imponentes paredes verticales colgadas en un entorno mágico hacen las delicias de los más expertos y permiten a los noveles experimentar nuevas sensaciones de libertad.

Via Ferrata. FOTO: Joan Capdevila

En Margalef son unas 1.200 las vías abiertas y en Siurana otras 1.700, repartidas en distintos puntos y con una gran variedad de dificultades. Escaladores de todo el mundo han sucumbido a esta bella zona del Priorat, poco poblada y situada en el entorno del Parque Natural de la Serra del Montsant.

La vía ferrata es otra modalidad de escalada en el Priorat es el itinerario vertical por la vía ferrata de la Morera de Montsant, un recorrido de dificultad media, 250 metros de desnivel total y dos puentes de 4 y 15 metros de longitud sobre el vacío. En la zona hay numerosos alojamientos, zonas de acampada y empresas especializadas dispuestas a atender a los amantes del turismo de aventura.

Temas

Comentarios

Lea También