Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    Catalunya: la situación crítica de los embalses obliga a activar el estado de emergencia

    El estado de la sequía en las cuencas internas de la comunidad autónoma se encuentra en una situación de extrema gravedad

    14 noviembre 2023 17:24 | Actualizado a 14 noviembre 2023 17:45
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    El estado de la sequía a las cuencas internas de Catalunya se encuentra en una situación de extrema gravedad. Así se ha hecho patente este martes 14 de noviembre durante la reunión de la Comisión Interdepartamental de Sequía, donde el Govern de la Generalitat ha evaluado el escenario actual, con la sequía más grave vivida por Catalunya desde que se tienen registros.

    Actualmente, los embalses de las cuencas internas se encuentran en mínimos históricos. En este sentido, hay que destacar que el pantano Darnius Boadella se encuentra ya en emergencia y se encuentra al 14,5% de su capacidad. Hace un año estaba al 33,17%. El resto de embalses también están en una situación delicada: Sau, al 16,8%; Susqueda, al 18%; o la Llosa del Cavall, al 19%.

    Ante este escenario, la Generalitat está trabajando de manera coordinada con los departamentos directamente implicados (Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural, Empresa y Trabajo, Presidencia y Salud) en el diseño de la aplicación de la emergencia y evaluando su impacto.

    El Govern de la Generalitat ya activó el septiembre de 2021 el Plan Especial de Sequía para avanzarse a escenarios futuros y trabajar con antelación. Esto ha permitido movilizar movilizado cerca de 110 millones este año mediante ayudas para incrementar la disponibilidad de agua en los municipios. También hay que destacar que el Plan Especial de Sequía permite en el Gobierno hacer un cálculo ajustado de la disponibilidad de agua según los usos y las previsiones pluviométricas y, por lo tanto, avanzarnos a futuros escenarios de escasez.

    Desde la activación del Plan de Sequía, y en concreto desde la entrada en la fase de prealerta en el sistema Ter-Llobregat durante febrero de 2022, se ha incrementado la producción de agua desalinizada y regenerada, además de intensificar la extracción de agua de pozos de sequía.

    En todo este periodo se han producido más de 260 hm³ de agua nueva, que han permitido retardar el ritmo de descenso de los embalses. Sin estos recursos, ya se habría entrado a la fase de emergencia durante la primavera de 2023.

    Desgraciadamente, la carencia sostenida de lluvia (desde el 2020 de las 6 estaciones húmedas que ha habido, es decir otoño y primavera, cinco han estado secas o muy secas) y las previsiones del Servei Meteorològic de Catalunya (Meteocat) que no prevén por las próximas semanas episodios importantes de precipitación hacen prever una escalada en la situación crítica que ya vive el país.

    Esta escasez de lluvias se traduce en una carencia de 300 hm³ de aportaciones a las cabeceras de las cuencas internas de Catalunya. Esta carencia de aportaciones equivaldría a dos veces la capacidad total del embalse de Sau o tres veces el de Baells.

    Por todo ello, y teniendo en cuenta el actual nivel de reservas de agua acumuladas a las cuencas internas, el Govern se plantea declarar el estado de emergencia en los municipios que dependen de estos embalses, avanzándonos así a los peores escenarios de escasez.

    Esto quiere decir que, con el único objetivo de aprovechar al máximo las escasas reservas disponibles, las próximas semanas se avanzará el estado de emergencia sin esperar que el estado de los embalses más secos lleguen al 16%, hecho que comportará nuevas medidas de ahorro a todos los niveles y a todos los sectores. Mientras tanto, se está evaluando la posibilidad de establecer una situación de preemergencia para aplicar medidas transitorias y de adaptación de forma consensuada antes de llegar a la declaración efectiva de emergencia.

    El Govern ha recordado que nos encontramos ante una situación excepcional y, por eso, hay que sumar esfuerzos entre todos para optimizar los recursos disponibles. Garantizar el abastecimiento pasa necesariamente para replantear la demanda y trabajar plegados para definir como utilizar mejor el recurso hídrico y maximizar el ahorro.

    En este sentido, el director de la Agència Catalana del Agua, Samuel Reyes, ha anunciado que pronto se impulsará una nueva línea de ayudas de 10 millones de euros destinada en todos aquellos municipios que actualmente cogen agua superficial o de los embalses para que recuperen pozos y construyan plantas de tratamiento.

    El Govern ha insistido que hay que continuar trabajando en esta línea y, al mismo tiempo, ha apelado a la sociedad en conjunto para aplicar medidas de ahorro y hacer un consumo responsable de los recursos hídricos.

    Comentarios
    Multimedia Diari