Adjudicadas por 1,2 millones las obras para restituir el Villa Enriqueta de Salou

La empresa García Riera ha ganado la ejecución subsidiaria licitada por el Ayuntamiento para devolver a su estructura original al chalet, transformado en su día para albergar un restaurante

FRANCESC JOAN

Whatsapp
El chalet Villa Enriqueta, que acogió al restaurante Villa Alexander entre 2008 y 2015. FOTO: ALBA MARINÉ

El chalet Villa Enriqueta, que acogió al restaurante Villa Alexander entre 2008 y 2015. FOTO: ALBA MARINÉ

El Ayuntamiento de Salou ha adjudicado por 1.209.180,17 euros (IVA incluido) a la empresa García Riera la ejecución subsidiaria de las obras para la restitución de la legalidad urbanística alterada del chalet Villa Enriqueta. Este inmueble novecentista, ubicado en el número 3 del Passeig Jaume I del municipio, está catalogado como un bien cultural protegido y fue transformado para funcionar entre los años 2008 y 2015 como restaurante, el Villa Alexander, que se convirtió en un referente gastronómico.

Los trabajos ahora licitados obedecen a la sentencia dictaminada por la sección tercera de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya, con fecha del 23 de marzo de 2016, que anuló la licencia provisional y definitiva de la actividad como restaurante y la de primera ocupación concedida por el Ayuntamiento de Salou a la sociedad Turispatrimonial SL, propietaria del Villa Enriqueta.

La decisión del tribunal obedecía a las irregularidades arquitectónicas detectadas en la mansión que no se ajustaban con el POUM de la ciudad.

El presupuesto inicial de la licitación era de 1.523.430,49 euros (con IVA incluido). García Riera ganó el concurso con la oferta más baja de todas las empresas que se presentaron.

Optaron ocho, aunque dos de ellas no consiguieron superar el primer corte. El precio más elevado se situaba en los 1.488.464,26 euros.

La adjudicataria tendrá ahora un año para ejecutar las obras, que serán supervisadas por un técnico de la empresa F-87 Arquitectura Facilites SLP. Esta otra empresa obtuvo el contrato de la dirección de los trabajos.

Los elementos que se deberán reformular afectan, entre otros, al cuerpo del ascensor que da servicio a las tres plantas del chalet; a la nueva planta subterránea construida para dar cabida a la cocina del restaurante (con la consecuente modificación de la estructura del edificio catalogado); las escaleras de acceso al subterráneo y las rejas de ventilación; además de otros detalles como el balcón y balaustradas de la terraza del primer piso, así como los agujeros de las ventanas de fachada; entre otros aspectos, con el objetivo de que Villa Enriqueta recupere su estructura original.

Reclamación de 6,7 millones

Una vez licitados y adjudicados estos trabajos para restituir la legalidad urbanística sigue pendiente y en litigio la reclamación patrimonial que la sociedad Turispatrimonial SL presentó en marzo de 2017 al Ayuntamiento de Salou.

La reclamación, que alcanza los 6,7 millones de euros, está desglosada en varios apartados y tiene como cifra más elevada 5.096.859,80 euros en concepto de inversión realizada en el chalet para adaptarlo a restaurante.

Esta cantidad, que incluye el IVA, se justifica según la empresa propietaria de Villa Enriqueta porque las obras estaban dimensionadas para un aforo de 300 comensales y no de 86, como dictaminaba la sentencia judicial del TSJC.

A esa cifra se le añadía en aquel momento una cantidad de 742.307,25 euros (sin IVA) por el coste de dejar el Villa Enriqueta tal y como determinaba la sentencia del TSJC.

Finalmente, la sociedad calculaba en 900.000 euros el coste de oportunidad y en 21.780 los gastos económicos en abogados para los recursos.

La sentencia judicial impidió, en paralelo, que pudiera materializarse el contrato entre la sociedad Turispatrimonial SL y la firma La Piamontesa, que iba a coger el relevo en el restaurante en 2016, una vez el Villa Alexander había cerrado ya.

Fuentes del Ayuntamiento de Salou han asegurado al Diari que La Piamontesa presentó una reclamación ante el consistorio, por la vía administrativa y contencioso, que fue desestimada en ambos casos.

Esas mismas fuentes municipales confirman que el uso de Villa Enriqueta como restaurante se podrá mantener una vez reformado el espacio y también que el fallo judicial obligaba al Ayuntamiento a acometer las obras.

Temas

Comentarios

Lea También