Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Agujerean una calle de Segur de Calafell para pinchar agua de la tubería general

El Ayuntamiento les denuncia por daños al patrimonio público y la compañía por fraude de suministro

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de archivo de trabajos de la empresa de aguas de Calafell.

Imagen de archivo de trabajos de la empresa de aguas de Calafell.

Personal municipal de Calafell observó a los ocupantes ilegales de una casa en la zona de Segur agujerear la acera. Al inspeccionar el objetivo de esas obras comprobaron que eran para conectarse de manera ilegal y directamente a la canalización general de agua que transcurre bajo la calle.

A los ocupantes de la casa la compañía municipal de agua Sorea ya les había cortado el servicio, retirado el contador y también la conexión entre la canalización general y el aparato que contabiliza la entrada de agua a la finca.

Levantar la acera
Ante la falta de esa conexión, que es la que principalmente se puentea de manera ilegal, y para tener agua en la casa, los okupas no dudaron en levantar la acera para pinchar en la red principal. 

El Ayuntamiento ya les ha denunciado por daños contra bienes municipales y la compañía que tiene la gestión del servicio por fraude de suministro.

Agilizar cortes
El concejal de Vía Pública, Juan José García (PP) señala que «cada vez más los okupas optan por reventar las aceras lo que supone un gasto». En este sentido pide a la compañía que agilice los cortes de agua en fincas ocupadas de manera ilegal. 

Señala que los servicios sociales del Ayuntamiento ofrecen ayudas para las familias que tienen dificultades económicas, «pero no se puede permitir que haya ocupaciones de fin de semana en fincas que incluso tienen piscina. A nadie que lo necesite le va a faltar agua, pero no vamos a permitir que los vividores tengan agua gratis».

Temas

Comentarios

Lea También