Más de Costa

Las ideas anarquistas en el diseño de Calafell

El arquitecto al que se encargó en ensanche de la zona de la Marina aplicó conceptos modernos para la época

José M. Baselga

Whatsapp
La zona de La Marina de Calafell en los años 50.

La zona de La Marina de Calafell en los años 50.

Era un diseño de ciudad lineal ya a mediados de los años 30. Un trazado de calles paralelas. En un extremo el sanatorio de Sant Joan de Deu (hoy hotel Ra) y que, además de hospital para niños y vecinos, era un centro social y emocional para los ciudadanos de Calafell.  En el otro extremo las colonias de Vilamar, que fueron un moderno ejemplo educativo para la época. Y una estación de tren en el centro.

Ese modelo de ciudad surgió de un concepto anarquista del arquitecto Eugeni Duran, que llegó a Calafell para hacer de profesor. Trabajó en la compañía Riegos y fuerzas eléctricas del Ebro, la conocida La Canadiense. Extendió líneas eléctricas en el Pirineo y fue descendiendo hasta Torredembarra, donde se casó con la dependienta de una carnicería.

Eran años de la Primera Guerra. Uno de los dueños de La Canadiense murió en el hundimiento del vapor Lusitania por los ale manes. La histórica huelga en la fábrica en 1919, también la afectó de lleno.

El núcleo de la playa de Calafell en sus inicios de expansión.

Eugeni Duran fue despedido porque, además de secundar la huelga, escribió un libro contra las compañías eléctricas y cómo podían hacer los usuarios para no pagar las cuotas. Sus ideales anarquistas hicieron que las compañías eléctricas no volviesen  a contratarlo.  El padre de Eugeni,  Modest Duran,  era un exiliado republicano. Cuando estalló la Guerra Civil tenía 20 años y ya era un líder anarquista.

 Eugeni  llegó a Calafell, donde hizo de profesor. Era la época de la dictadura de Primo de Rivera. El Ayuntamiento supo de su formación y le encargó el diseño del barrio de la Marina, como se conocía al hoy núcleo de la playa.

Planos del diseño del ensanche de Calafell.

Calafell entonces era un pueblo que en la zona de costa había unas pocas botigues de pescador, donde se guardaban barcas. Y de allí comenzó a surgir esa ciudad lineal que obligó a retocar la estructura previa. 

En la década de los años 30  comenzaron a alinearse calles y ajustando el urbanismo  a «los puntos de vista que se han de tener en cuenta en toda urbanización». 

Incluso se planificó un tranvía.


Duran incluso planificó un varadero mecánico en la zona de la cofradía de pescadores. Esa maquinilla, recientemente restaurada, es un ejemplo único de arqueología industrial del mundo pesquero en toda la costa catalana.

Un tranvía

También planificó un tranvía para enlazar El Vendrell, Sant Salvador, Comaruga, la playa de Calafell y el núcleo del pueblo. De esta  manera quedarían unidas las playas con los núcleos de población y el mercado comarcal,  pero los alcaldes de la época no tuvieron la visión del arquitecto y aquel proyecto quedó en el olvido. 

Calafell playa hoy.

El plan de Eugenio Duran  se presentó en 1925 con unas ideas muy avanzadas para la época, pero en parte pudo desarrollarlas. Después llegó el expansionismo desmedido.

Noticias relacionadas:

- El simbolismo del sanatori de Sant Joan de Deuhttps://www.diaridetarragona.com/costa/Los-vecinos-de-Calafell-salvaron-el-sanatorio-20180101-0002.html

- El ejemplo de las Colonias de Vilamar:  https://www.diaridetarragona.com/costa/Cuando-los-ninos-se-autogobernaron-en-Calafell-20190616-0018.html

- La maquinillahttps://www.diaridetarragona.com/costa/Y-la-maquinilla-de-Calafell-volvio-a-funcionar-20171219-0072.html

Temas

Comentarios

Lea También