Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los mossos alertan del riesgo de las patrullas vecinales de La Bisbal por la inseguridad

Los vecinos están hartos de los robos en las urbanizaciones

José M. Baselga

Whatsapp
Reunión del Ayuntamiento con vecinos y mossos.

Reunión del Ayuntamiento con vecinos y mossos.

La reiteración de robos alarman y hartan a  los vecinos de La Bisbal del Penedès. Hasta el punto que les ha llevado a organizar patrullas ciudadanas de vigilancia y  de autoprotección

Residentes en urbanizaciones como Priorat o Can Gordei se han coordinado para realizar rondas de vigilancia sobre todo los fines de semana.
La situación ha motivado que en una reunión del Ayuntamiento con asociaciones de vecinos y Mossos d’Esquadra se recomiende no realizar las patrullas ya que «quien tiene las de perder son los vecinos». 

Los responsables de los Mossos advierten que «en un enfrentamiento perderán ustedes y encima tendrán problemas con la justicia. Ustedes tienen cosas que perder. Los delincuentes no».

Vecinos y Ayuntamiento piden más vigilancia de Mossos.

Pero para muchos vecinos la situación es de miedo. Sufren robos en casas incluso cuando sus propietarios están dentro. Alguno de los últimos asaltos a viviendas se ha producido mientras los dueños de la casa estaban en una charla sobre consejos de seguridad en la vivienda que daban los mossos en una de las urbanizaciones ante la situación creada.

Pero se pide que no haya más patrullas ciudadanas. Fuentes próximas a estos grupos de autoprotección explican que no pretenden enfrentamientos, sino que su presencia tiene un objetivo disuasorio. 

Whatsapp

Además de esas patrullas, los vecinos también han creado un grupo de Whatsapp para poderse avisar de manera rápida de la presencia de personas extrañas en las urbanizaciones. Los robos son principalmente los fines de semana y los ladrones buscan joyas y dinero.

Los vecinos señalan tener miedo. Además de robos alertan del incremento de okupaciones de casas, en muchos casos con intenciones delictivas como la plantación de marihuana.

Llamar al 112
Los Mossos sugieren a los vecinos que ante cualquier conducta sospechosa informen a la policía ya que puede dar pistas para una investigación. Pero los Mossos señalan que en los últimos meses las llamadas al 112 son pocas.   Sin embargo en los últimos meses se ha detectado un repunte de los robos que el Ayuntamiento señala que es de una manera similar en la comarca.


El problema es que hay municipios con núcleos de población diseminados y en los que hay poca población durante la semana y durante muchos meses al año.

Una situación a la que se une una falta de efectivos de los Mossos d’Esquadra en la comisaría de El Vendrell. Además de falta de agentes, deben cubrir una gran extensión de terreno con municipios con diversas urbanizaciones. 

Vigilancia privada
La alcaldesa de La Bisbal, Agnès Ferré, recordó la experiencia del anterior consistorio de establecer un equipo de vigilancia.  «La Bisbal nunca lo ha tenido», asegura. Quien forma parte de un cuerpo policial o de vigilancia deben ser funcionarios de carrera, pasar unas pruebas y formarse en la escuela de policía». Señala que en La Bisbal ese equipo de vigilantes no eran funcionarios sino personal laboral.

Los vigilantes que puso La Bisbal hace años.

La concejal de Ara la Bisbal, Maguy Antolín, lamenta que se eliminase ese cuerpo de vigilancia por el efecto disuasorio que podía tener. En este sentido critica  que no se tomen medidas para dar seguridad a los vecinos que se han visto obligados a tomar una medidas de autoprotección al verse desamparados.

Cámaras

El Ayuntamiento de La Bisbal recuerda que el municipio forma parte de la prueba piloto para instalar cámaras de seguridad en las entradas de las urbanizaciones y los núcleos de población. Esos dispositivos cuentan con un lector de matrículas que puede servir para una investigación policial en el caso de la comisión de delitos.

El objetivo es controlar los coches que entran y salen de las urbanizaciones. Según el Ayuntamiento de La Bisbal, en el lugar donde se ha instalado un sistema similar se ha reducido el índice de robos ente un 30 y un 40% por su efecto disuasorio. Los Mossos d’Esquadra coinciden en que en los municipios donde se han probado las cámaras se han mostrado efectivas y reducen los robos en un índice elevado».


Está previsto que las cámaras comiencen a colocarse el próximo año. Serán los Mossos quienes indiquen los puntos en los que deben ponerse los dispositivos de grabación y que serán en las zonas donde hay mayor incidencia de robos.

El concejal de Seguridad Ciudadana expuso a los vecinos la intención de mantener reuniones trimestrales con asociaciones de vecinos «para conocer sus inquietudes, dudas y miedos, además de informar a los vecinos de las medidas que se vayan aplicando en materia de seguridad.

Pero reitera la necesidad de que los vecinos avisen de las situaciones que observen anormales y sospechosas en los diferentes núcleos. El Ayuntamiento también dice que incrementará el patrullaje del Servicio de Información e Inspección «para que de momento aumente la sensación de seguridad».. 

La alcaldesa Agnès Ferré explica que en 2016 se estableció el «servicio de Información e Inspección municipal que realiza tareas informativas, de inspección y patrullaje para resolver incidencias o derivarlas a los cuerpos policiales».

Noticias relacionadas:

La Bisbal instalará cámaras lectoras de matrículas en las entradas de las urbanizaciones

La Bisbal del Penedès cámaras de vigilancia en las entradas de los diferentes núcleos de población. El objetivo es poder recurrir a las imágenes en el caso de que se cometa algún delito para poder identificar a los coches que han entrado o salido de los núcleos. Los dispositivos tendrán lectores de matrículas.


 

La Bisbal pide más vigilancia para evitar el desamparo

Hace unas semanas, diversas viviendas de la urbanización del Priorat de La Bisbal del Penedès sufrieron robos que alarmaron a los vecinos. Desde el Ayuntamiento señalan que "no es una oleada de asaltos, aunque esa situación genera intranquilidad", como explica la alcaldesa, Agnés Ferré. El municipio está muy diseminado en urbanizaciones donde hay mucha segunda residencia.

Temas

Comentarios

Lea También