Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los núcleos de El Vendrell piden mejor conexión con el centro

Lamentan que el proyecto de Camins a l'escola no les beneficie y se sienten excluidos

José M. Baselga

Whatsapp
El paso para acceder a la estación de Sant Vicenç. FOTO: Ass. Veïnal

El paso para acceder a la estación de Sant Vicenç. FOTO: Ass. Veïnal

Coma-ruga, El Francàs, Sant Salvador y diversas urbanizaciones de El Vendrell han reaccionado al proyecto del Ayuntamiento de crear caminos para acceder a las escuelas a pie o bicicleta.

 Desde los diferentes núcleos señalan la dificultad de comunicaciones que tienen los núcleos más apartados del casco histórico para llegar a los centros escolares y al mismo centro de El Vendrell y que para ellos los caminos a la escuela son inviables.

Itinerarios
El Ayuntamiento ha preguntado a los vecinos cuáles son los itinerarios más habituales para ir a los colegios con el objetivo de mejorar la señalización y pavimentos para favorecer los desplazamientos a pie y bicicleta.

En los barrios marítimos y las urbanizaciones alejadas del centro destacan las dificultades que ya tienen y consideran que esos caminos escolares también les olvidan.

Deficiencias
Explican que en muchas urbanizaciones faltan pasos de cebra, reductores de velocidad o iluminación y marquesinas en condiciones para esperar el autobús y que muchos niños esperan a la intemperie.

En Sant Salvador y el sector del Sanatori, los vecinos ya denunciaron la eliminación del autobús urbano y que les deja desconectados del centro de El Vendrell y de escuelas de los barrios marítimos.

Difícil
El proyecto de crear caminos a la escuela para favorecer el uso de la bici e ir a pie es difícil extenderlo en los núcleos alejados y los vecinos señalan que tampoco se mejoran sus servicios para desplazarse.

Señalan que sufren puntos peligrosos como tener que caminar por el arcén de la N-340 o pasar por pasos subterráneos sin luz.

Paso
En este sentido vecinos de Coma-ruga han reiterado las quejas por el estado e inseguridad del paso para acceder a la estación de Sant Vicenç de Calders.

El acondicionamiento del paso fue una de las obras escogidas en los presupuestos participativos. Los vecinos reclamaron la instalación de iluminación permanente, saneamiento y una cámara de vigilancia. Pero sólo se ha pintado y remplazado el punto de luz que había. Los vecinos denuncian que los problemas más graves no se han solucionado.

Temas

Comentarios

Lea También