Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los padres piden otra línea en el instituto de Segur para no saturar las aulas

Con la preinscripción ya se quedarían fuera una treintena de escolares y se rechaza pasar de curso a los que deberían repetir 

José M. Baselga

Whatsapp
El nuevo edificio del instituto de Segur de Calafell.

El nuevo edificio del instituto de Segur de Calafell.

El instituto La Talaia de Segur de Calafell se ha estrenado este año y ya es pequeño.  Padres de escolares critican la falta de plazas para el próximo curso y reclaman abrir una nueva línea para evitar saturar las clases.

El instituto tiene tres líneas de ESO (90 plazas) y 2 de bachillerato. De ESO se ofertaron 80 plazas para el próximo curso ya que 10 están reservadas a repetidores.

Superado
Según los padres, la preinscripción ya ha sido de 116 plazas que han pedido el centro. De estos, 109 proceden de centros adscritos, por lo que la oferta ya es insuficiente. Quedan fuera 19 alumnos adscritos y 17 no adscritos (de estos 15 están empadronados cerca del centro y dos argumentan motivos familiares).

Los padres rechazan ganar plazas para los 19 alumnos adscritos eliminado las reservadas a los repetidores, que pasarían de curso, y aumentando un 10% la ratio de alumnos por aula. El resto de alumnos deberían ir a estudiar al Camí de Mar de Calafell.

Para los padres hay una  mala previsión que perjudica a familias desplazadas y a toda la línea de primero de ESO del curso 2017-2018 si se deja pasar de curso a los alumnos que deberían repetir. También alertan que se saturarán las clases.

Alta complejidad
Tanto La Talaia como el Ernest Lluch de Cunit tienen adscritas escuelas de alta complejidad por lo que en lugar de aumentar el número de alumnos por clase debería reducirse para dar respuesta adecuada a los estudiantes.

Los padres explican que  hay familias que se empadronaron en Segur de Calafell con el objetivo de tener un instituto cerca, pero que no cambian de escuela a sus hijos hasta que llega un cambio de ciclo educativo.

Autobús
Otras familiqs que también optaron por instalarse en una zona con un centro cercano, ahora deberán desplazare y depender de un autocar para ir al Camí de Mar de Calafell Los alumnos con padrón en Segur son derivados al Camí de Mar de Calafell que está a 7 kilómetros y es el Ayuntamiento quien debe garantizar el transporte.

Los padres, que han creado un grupo de afectados, denuncian la situación. Señalan que el instituto de Segur no tiene ocupadas todavía las dos aulas de bachillerato. Reclaman que como solución debe abrirse una línea y no saturar las clases. Ya que además supondría un problema ante la llegada de alumnos durante el curso.

Temas

Comentarios

Lea También