Más de Costa

Un sindicato policial avisa que el toque de queda llega un El Vendrell 'bajo mínimos' en seguridad

Este viernes la capital del Baix Penedès estará en la lista con la medida restrictiva 

José M. Baselga

Whatsapp
Imagen de archivo.

Imagen de archivo.

El Vendrell tendrá este viernes toque de queda. El Govern de la Generalitat propone, al municipio entre las incorporaciones a la medida y solicita al Tribunal Superior de Justícia de Catalunya que además de prorrogar las restricciones para intentar frenar la expansión del virus y el colapso del sistema sanitario, haya más localidades con toque de queda.

En la ampliación de municipios que se habían quedado fuera de un primer listado está  El Vendrell. En el Baix Penedès ya tenían esa medida Calafell y Cunit. El toque de queda restringe toda actividad desde la una de la madrugada a las seis de la mañana.

Es el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya quien debe autorizar la ampliación de municipios, aunque también saldrán otros. En todo caso se pasaría de 161 municipios a 165. El Govern ha pedido también alargar las actuales restricciones hasta el 30 de julio. 

Muchos casos
El Vendrell ya pasa del ratio de 400 casos por cada 100.00 habitantes que determina la necesidad de aplicar un toque de queda.  Esa medida, según el concejal Cristian Soriano, no afectará  a la Festa Major que comienza en los próximos días. Soriano explica que ya se variaron los horarios para que los actos  acaben a las doce y media de la noche, con lo que se cumpliría con el toque de queda.

El Govern de la Generalitat señala que es pronto para determinar los efectos de los días de toque de queda ya implantados. Podrá comenzar a valorarse la próxima semana

Alerta
Quien sí ha señalado la implicación que tendrá la medida en El Vendrell es el sindicato Csif en relación a la situación de la Policía Local, que lleva semanas sin poder desplegar todas las patrullas nocturnas y especialmente en los fines de semana porque la mayoría de agentes están de baja.

El Csif señala que el toque de queda llega pero «los descosidos continúan en la plantilla de la Policía Local que está bajo mínimos», lo que podría motivar un difícil control del cumplimiento del toque de queda por arte de sectores de la población.

El sindicato dice que el municipio sigue «con deficiencias para dar seguridad a los vecinos. No podemos obviar que la Policía Local está bajo mínimos y que no se pueden atender todas las llamadas del 112. Los mossos también necesitarían más recursos y personal para cubrir el Baix Penedès.

Temas

Comentarios

Lea También