Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

La ‘colección’ de huesos humanos en la Costa Daurada

Hasta el momento se han recuperado 18 fragmentos certificados en Torredembarra, Creixell y Altafulla y uno pendiente de estudio, encontrado esta semana en Cambrils

| Actualizado a 12 agosto 2022 13:56
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

La Policía Judicial de la Guardia Civil de Salou lleva más de un mes ‘coleccionando’ huesos humanos localizados por particulares en el fondo del mar cerca de las playas de Torredembarra, Creixell y Altafulla.

En total, son 18 fragmentos verificados que están en proceso de análisis para intentar encontrar una posible identificación de la persona a la que pertenecían (o a las personas, porque no es definitivo que sean del mismo esqueleto).

El proceso es largo y la dificultad radica en la localización de alguna muestra válida de ADN para poderla comparar para poder poner nombre y apellidos a este cadáver parcial. Las condiciones de conservación en el fondo del mar para el ADN son muy escasas.

El Juzgado de Instrucción número 7 de El Vendrell es el que lleva el caso. El expediente policial estará abierto hasta que el informe del Instituto de Medicina Legal pueda identificar a la persona o concluir que no es posible poner nombre a estos huesos por falta de información científica.

Si en estos mismos estudios no se hallan pruebas de criminalidad, el juzgado cerrará el caso y lo archivará como pasó lo mismo en 2017 cuando aparecieron huesos humanos en la playa de La Pineda.

Sí sorprende la gran cantidad de huesos diseminados que se han encontrado en poco más de un mes (el primero el día 2 de julio). Falta por ver si son las corrientes los que han fragmentado un cadáver y lo ha diseminado por diferentes puntos del lecho marino de la Costa Daurada o bien son huesos humanos de diferente procedencia y sin conexión entre ellas.

El último hueso localizado e informado a la Guardia Civil es del pasado miércoles, día 10. Un submarinista informó que había divisado lo que podría ser un hueso humano en la zona de Vilafortuny, a la altura del hotel Centurión, en Cambrils. El submarinista señalizó la zona para volver y recuperarlo. Se extrajo el hueso y se está a la espera de verificar si es de origen humano o animal.

La hipótesis por confirmar

El fragmento más importante de esta ‘colección’ es un cráneo que se sacó del agua en la playa de Els Muntanyans de Torredembarra. El cráneo es parcial y carece de dentadura, una de las partes con más probabilidad de extraer ADN en estos casos. Luego fue un fémur y un trozo de cadera. Han seguido vértebras e incluso una costilla en esta área que comprende Creixell, Torredembarra y Altafulla.

La posibilidad de identificar el cadáver dependerá de los análisis científicos, pero a nadie se le escapa que hace tres años, en 2019, una fuerte riada en L’Espluga del Francolí dejó varios muertos y dos desaparecidos, que nunca más se supo de sus cuerpos. Esta es una de las líneas de investigación abiertas, pero sin descartar otras posibilidades han explicado fuentes de la investigación.

Comentarios
Multimedia Diari