Más de Cultura

Cultura Literatura juvenil

La igualdad, a debate en las aulas

El autor y editor Fernando Marías reúne a veinte escritores y escritoras y a otros tantos ilustradores e ilustradoras en 'Como tú', un libro para abrir espacios de reflexión en clase sobre la igualdad de género, a partir de la palabra y el dibujo.

Gloria Aznar

Whatsapp
El escritor y editor Fernando Marías con el libro de relatos sobre la igualdad, 'Como tú'.

El escritor y editor Fernando Marías con el libro de relatos sobre la igualdad, 'Como tú'.

¿Por qué la dominación de los hombres sobre las mujeres duró tantos siglos? ¿Cómo consiguieron apartarlas del poder, relegarlas a las tareas domésticas, menospreciarlas, ignorarlas? Y, sobre todo, ¿por qué ellas lo permitieron? Hace poco que hemos conocido la respuesta. No nos gusta. De este modo inicia Care Santos su relato por la igualdad incluido en Como tú (Grupo Anaya), un volumen que nace con el objetivo expreso de que los jóvenes observen, reflexionen y decidan si lo que ven a su alrededor es lo que quieren para su futuro.

«Los grandes problemas de la sociedad se pueden resolver con la educación. Todos. Con la educación adecuada y extendida en el tiempo, lo suficiente para que cuaje». Con este convencimiento, el escritor y editor Fernando Marías puso en marcha Como tú, en el que implicó a veinte destacados autores y autoras, así como a otros tantos ilustradores e ilustradoras. Palabras y dibujos que se complementan mutuamente porque, ¿qué es más importante para los jóvenes y adolescentes en la era digital? Impacto y claridad.

Entre las plumas, Ricardo Gómez, Ana Alcolea, Raquel Lanseros o el propio Fernando Marías. A los pinceles, algunos nombres como Esperanza León, Pedro Rodríguez, Javier Olivares o Carla Berrocal. 

La educación de la que habla Fernando Marías es la que debe hacer desaparecer del escenario cotidiano, ese al que tan acostumbrados estamos, a maltratadores y agresores de sus compañeras. Porque el número de mujeres víctimas mortales entre el 1 de enero de 2003 y el 31 de diciembre de 2020 a manos de sus parejas o exparejas fue de 1.078, según datos del Ministerio de Igualdad.

Ilustración de Ana Oncina para la historia 'La respuesta', de Care Santos.

Antes del crimen, no obstante, hay todo un peligroso y largo proceso al que la sociedad ha cerrado los ojos. Esa mirada, esa prohibición, ese reproche, esa mala palabra, ese golpe. La violencia psicológica o el control personal. ¿Cómo se ataja? «Con educación», defiende Fernando. «Desde ahora». 

Así, para combatirlo, Como tú pretende entrar en las aulas y despertar de la anestesia a las nuevas generaciones. Poner en entredicho los pequeños detalles que tan normalizados están. «Los cuentos son muy cortos precisamente para que los chavales puedan debatir en clase. Empezar leyendo en voz alta uno de los relatos, dramatizando un poco, para después comentarlos. Un maltratador no va a leer este libro. Son los jóvenes los que pueden empezar a hacer un análisis», explica Fernando, editor atípico, sin editorial, pero con muchos proyectos colectivos publicados.

Ilustración de Nuria Díaz para el relato 'Igual que tú, tiemblo', de Ledicia Costas.

Todos los géneros
Relatos, poemas, guiones y teatro puestos al servicio de la igualdad de género, contra el techo de vidrio y la brecha salarial entre otras muchas fisuras sociales. Hay millones de hombres/millones de mujeres/son igual de tenaces/son igual de frágiles/iguales en la risa/iguales en el llanto/iguales en lo mucho que costó construirlos, escribe Raquel Lanseros. 

Me llamo Matilde Padrós, dicen que fui la primera mujer que estudió en el Instituto San Isidro de Madrid, en 1882, pero es mentira. Yo nunca estudié aquí, solo vine a realizar los exámenes porque me impedían compartir clases con los demás, con los hombres, cuenta, por su parte, Rosa Huertas. 

Ilustración de Dídac Pla para el relato 'Kenia', de María Zaragoza.

Pero no solo ellas son víctimas del patriarcado. Ellos también. Así, Espido Freide pone el foco en los estereotipos que los atenazan, en las lágrimas que no pueden dejar escapar y una fortaleza exterior impuesta. A mí también me molesta que ser hombre me clasifique antes que ser persona: también soy un buen amigo, y sé escuchar, y soy un compañero muy leal, dice Freire en su relato.

Ilustración de Alba Marina Rivera para el relato 'Leer el cielo', de Ricardo Gómez.

De esta educación sentimental es de la que justamente habla Maite Carranza en su historia. Desde aquello de Si una tía está colgada de ti, hace todo lo que le digas (Pablo) a Si tener novio es peder la dignidad, prefiero liarme con Vane (Rebeca). El no es no, la revictimización de la mujer tras una agresión sexual o el papel de los medios de comunicación en todo ello son otros de los puntos de Como tú. Un libro tan imprescindible como apremiante.

Temas

Comentarios

Lea También