Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

La esencia de la delicia representada en un obrador de Cambrils

Umamita, abierto desde hace un año, aflora nuestro lado más dulce y gana por el estómago a los amantes del azúcar

| Actualizado a 08 diciembre 2022 13:02
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

«Umami», palabra hermosa donde las haya. Proveniente del japonés, añade un sabor a la colección que nos enseñaron en la escuela y que está formada por los típicos dulce, salado, ácido y amargo. El umami vendría a representar ‘lo sabroso’; de hecho el vocablo nipón significa literalmente: la esencia de la delícia. Y en esa premisa nada como pez en el agua Umamita, o más concretamente su artífice, Montse Martínez.

Esta semana dejamos aflorar nuestro lado más dulce y a este amante del azúcar, al que se le gana por el estómago, os recomienda que cerréis los ojos y que sea vuestro sentido del gusto el que se empape de umami. Y de esto se encarga Montse, que con dulzura y una sonrisa de oreja a oreja nos recibe en su pequeño obrador de Cambrils. Umamita nace en Panamá, donde Montse, oriunda de la Pobla de Mafumet, residió durante unos años.

Dedicada al mundo de la moda decidió dar el salto a la pastelería, y volcar sus conocimientos en el universo gastronómico del que poseía una talento innato. No necesitó mucho tiempo para hacerse un nombre y una reputación allende los mares, saliendo en alguna que otra revista y programa de televisión.

La tierra natal tira y por suerte tenemos a Montse de vuelta, para que gocemos de sus elaboraciones. Umamita abre sus puertas en Cambrils justo hace un año, con la ilusión por bandera y la humildad como compañera de viaje, convirtiéndose en un obrador rebelde donde Montse le gusta que le saquen de su zona de confort, aceptando encargos al gusto del cliente. Este desparpajo y ‘savoir-faire’ le ha llevado en poco tiempo a ganar como clientes a algunos restaurantes y cafeterías reconocidas de la región.

Para la ocasión, mi acompañante en la cata de las creaciones fue la buena de mi señora esposa, que lleva veinte años aguantando a un servidor y a sus dos hijas comunes, y que sin duda con ello tiene convalidado el purgatorio en un futuro muy lejano. El primero de los pasteles en actuar: una original tarta de rosas y pistachos; un bizcocho mojado que ha sido rellenado con una crema mascarpone y trozos de melocotón. Pistachos y un aroma a rosas impregnan la tarta confiriendo unos deliciosos toques exóticos.

Un pecado

El segundo del desfile: un lemon pie que conquistó miles de paladares en la pasada feria gastronómica de Cambrils. Elaborado con una crema de lemon curd artesana, coronado con merengue italiano y una base de masa sablé o de galleta que se desmenuza en el paladar.

Y por último una tarta sacher que debería ser considerada como un pecado por el Vaticano, en la que los amantes del chocolate llegarán al clímax. Esponjosa como una nube de algodón de azúcar y un chocolate en su punto perfecto tanto de leche como de dulzor. Un clásico mejorado.

Montse no se guarda nada y pone toda la carne en el asador; de hecho en sus vídeos de instagram, con miles de visitas, nos muestra cómo elabora sus creaciones a la par que con su simpatía natural alegra el día a sus seguidores.

Comentarios
Multimedia Diari