Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    Ràdio Reus: Una historia sonora en 280 horas digitalizadas

    El fondo de la emisora vinculada a la Cadena SER consta de 743 grabaciones (1935-2012) ya disponibles en el Arxiu

    14 febrero 2023 10:01 | Actualizado a 14 febrero 2023 10:10
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    El fondo Ràdio Reus-Cadena SER cuenta con 743 grabaciones (entrevistas, magacines, informativos, anuncios, programas especiales...) que la emisora local retransmitió entre 1935 y 2012. Esos archivos suman un total de 280 horas que se digitalizaron hace 11 años a raíz de un convenio que firmaron la Fundació Privada Reddis y Ràdio Reus para catalogar y conservar su fondo sonoro.

    Desde ayer, coincidiendo con el Día Internacional de la Radio, el catálogo está disponible para consulta ciudadana en la web del Arxiu Municipal de Reus, gracias a «una donación gratuita, indefinida y perpetua» por parte de la Fundació, como describe su presidenta, Carme Buixeda. Así, cualquier persona podrá acceder a los archivos de Ràdio Reus y recuperar «las voces de mucha gente importante para la ciudad», destaca Montserrat Flores, concejala de Participació, Bon Govern i Serveis Generals.

    Conservar la memoria en digital

    Si este fondo sonoro se ha conservado es porque, en su día, «los archivos se trataron y copiaron digitalmente, sino se hubiese perdido por completo», evidencia Josep Maria Martí, patrón de la Fundació Reddis, quien apoyó, en 2012, la decisión de conservar esa ‘memoria’ de Reus digitalmente. Especialmente, además, tratándose de un material radiofónico que, en un inicio, no estaba preparado para ser conservado.

    Martí y Mónica Cid, entonces directora de Ràdio Reus, impulsaron el proceso de digitalización, del que se encargaron el periodista Carles Esporrín y Bàrbara Molas, como becaria de la universidad. «Pensaba que había un archivo analógico y que solo se tenía que digitalizar», recuerda Esporrín, que no se dio cuenta de la magnitud del ‘desastre’ hasta que se adentró en el proyecto.

    Cintas VHS, cintas de papel, casetes, cintas Revox... Había material en cajas, cajones y en todas partes, por lo que primero tuvieron que hacer un inventario ‘físico’, independientemente de su contenido. Aunque había una parte digitalizada, que habían hecho por su cuenta algunos locutores, la dificultad partía de encontrar reproductores que funcionasen para todos los materiales, antes de plantearse el proceso de grabación en otro dispositivo.

    Además, «la digitalización es un proceso 1 a 1, no podíamos aumentar la velocidad», evidencia el periodista. Asimismo, «tenía que estar ordenado y archivado de una forma determinada para poderlos encontrar y consultar después», explica. Así, con un trabajo de 8 meses, obtuvieron 280 horas digitalizadas -a partir de 6.500 archivos y unos 70 CD- que contribuyen a la historia de la ciudad, que el Arxiu conserva, ahora, en múltiples formatos: imagen, texto y audio.

    Comentarios
    Multimedia Diari