Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes FÚTBOL

Colas en las oficinas del Nàstic para conseguir una entrada para el derbi

Desde las 8.00 horas varios aficionados granas esperan ante las oficinas del club para adquirir una de las 255 entradas que se pondrán a la venta a partir de las 18.00 h

Jaume Aparicio López

Whatsapp
Espíritu 'Biever' el de los aficionados granas Rafa Sierra, Antonio Roldán, José Antonio Calvente y Estiven Monforte que esperan en la cola desde primera hora de la mañana. Foto: Cedida

Espíritu 'Biever' el de los aficionados granas Rafa Sierra, Antonio Roldán, José Antonio Calvente y Estiven Monforte que esperan en la cola desde primera hora de la mañana. Foto: Cedida

Eran las ocho de la mañana y Rafael Sierra, uno de los aficionados incondicionales del Nàstic, se instalaba frente a las oficinas del club en la Budallera. Al poco llegó otro de los seguidores habituales en desplazamientos, entrenamientos y fiel a los partidos en el Nou Estadi, Antonio Roldán. Ninguno de los dos quería quedarse sin entradas para el derbi del domingo. "Cuando vas a una cola nunca sabes qué te puedes encontrar, así que en cuanto leí que las entradas se ponían a la venta a las 18.00 y vi que no tenía nada que hacer decidí acercarme a primera hora", explica el primero de la cola que a las 13.00 horas ya era de unas 35 personas. Por delante, diez horas de espera, para poder adquirir una de las 255 localidades disponibles para los socios de la entidad tarraconense. Muy pocas para la expectación que este partido tan esperado levanta entre los seguidores del Nàstic. "Se hace largo, pero todos los que estamos aquí nos conocemos de desplazamientos y de vernos en los días de partido y entre todos lo hacemos ameno", asegura Sierra.

Los hay que vienen preparados con bocadillos e incluso una silla de playa. La del ingenioso Jaume Budesca que tampoco se pierde una. Hace más de una década que disfruta de los derbis, porque desde el 2003, siempre han caído del lado grana. El de este año será "complicado". Y eso que el Nàstic ha aliviado su difícil situación con dos victorias consecutivas. Una dinámica que contrasta con la del CF Reus, que acumula tres derrotas seguidas. "Ahora estamos muy bien y ellos parece que están en horas bajas, pero no será fácil ganarles", comenta Budesca.
El club prevé que las entradas puedan agotarse en menos de una hora.

 

 

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También