Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes Los rojillos pinchan 3-0 en el duelo de colistas en la pista del Mediterráneo Castellón y siguen sin conocer la victoria

El CV SPiSP continúa a la deriva

Diari de Tarragona

Whatsapp
El rojillo David Crespo ataca en la red castellonense durante el duelo de este sábado. Foto: El Periódico Mediterráneo

El rojillo David Crespo ataca en la red castellonense durante el duelo de este sábado. Foto: El Periódico Mediterráneo

Nuevo palo para el CV Sant Pere i Sant Pau. El conjunto rojillo no pudo poner freno a su crisis de resultados y perdió por 3-0 en el primer partido del 2018 en la pista del Mediterráneo Castellón, el penúltimo clasificado de Superliga.

Del duelo agónico disputado en el Pabellón Pablo Herrera para abrir la segunda vuelta de la competición salió con alas el conjunto local, que sumó la cuarta victoria de la temporada y dejó al SPiSP un poco más desahuciado tras encajar la 12ª derrota en otros tantos partidos.

Y eso que el conjunto cooperativista tuvo un buen inicio de partido, con un Isaac Valiño inspirado que acabo como el mejor del equipos, con 10 puntos. El SPiSP plantó cara hasta mediado el primer set. Sin embargo, a partir del 10-11, se vio claramente superado por los locales, que se escaparon con cinco puntos consecutivos (15-11) y ya no dieron opción hasta el 25-16 final.

En la segunda manga el guión fue similar, aunque la igualdad se mantuvo hasta el 7-7. Cinco puntos seguidos del Mediterráneo, con tres errores en ataque de los rojillos, ponían tierra de por medio. El marcador se acabó de romper con otro parcial de 4-0 local (16-8).

De ahí al final, los tarraconenses no pudieron más que sumar dos ataques ganadores de Casamor y otros dos de Bordas y aprovechar algún error en el servicio local o ataques fuera de pista que, en todo caso, resultaron insuficientes como para pelear por el set (25-19).

No desesperaron los hombres de Vlado Stevovski, que ofrecieron más combate en el tercer set y anduvieron cerca de forzar el cuarto. Siempre fueron a remolque, aunque con diferencias que no sobrepasaban los dos puntos.

Así se llegó al 24-22, pero en el momento decisivo los castellonenses no perdonaron y sellaron la victoria con un ataque de Villasmil que dio al traste con todo el trabajo de los rojillos.

Temas

Comentarios

Lea También