Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Joan Oliver: 'La responsabilidad es mía'

El máximo accionista de la SAE, Joan Oliver, ha anunciado esta mañana el club ya ha saldado la deuda económica que tenía con sus jugadores
Whatsapp
Joan Oliver, durante la rueda de prensa que se celebró ayer en el Estadi. Foto: Alba Mariné

Joan Oliver, durante la rueda de prensa que se celebró ayer en el Estadi. Foto: Alba Mariné

Joan Oliver no se mordió la lengua. Habló claro en sala de prensa. Cuando fue preguntado por el retraso en los pagos a jugadores y empleados del club su respuesta se acercó a la contundencia. «La responsabilidad es mía, porque yo asumí el compromiso financiero del club. Me hubiera gustado tener algún apoyo más de alguien del entorno, pero asumo mi responsabilidad». Entre el miércoles y ayer, plantilla y empleados volvieron a la normalidad. Llegó el dinero. Cuatro meses después.

Las causas de la demora las aclaró el máximo accionista. «Mis negocios están casi todos en Asia y se produjo una situación de bloqueo que tardó más tiempo de lo que esperábamos en resolverse». Corta y al pie.

Oliver aclaró también que la viabilidad del proyecto del CF Reus «jamás estuvo en peligro. Eso ayudó a que el problema se llevara con cierta calma. Sólo fue una situación de retraso de los plazos. Por suerte, esa inquietud ha quedado en una anécdota». En todo este proceso transitorio, el plantel no ha dejado de entrenar ni de competir.

Mucha preocupación

Eso sí, el dirigente admitió que estos meses los ha vivido «con inquietud, preocupación y algo de insomnio. Quiero agradecer al presidente Llastarri y a la gente del club su paciencia. También a la plantilla y al cuerpo técnico. A pesar de la incomodidad hemos estado unidos».

Olivé quiso pasar página y centrarse en los nuevos retos para este próximo curso. Los más ambiciosos. «Hemos creado una pirámide fuerte. Tenemos una buena estructura con dos nuevos filiales y un primer equipo con capacidad para pelear por los objetivos que nos hemos marcado. Estamos vivos en las tres competiciones y eso es una señal muy positiva. Queremos el ascenso a Segunda A y pensamos que disponemos de los recursos para ello. En cuanto a la gestión de la plantilla quiero destacar la labor de nuestro director deportivo, Sergi Parés».

Cerca de los 2 millones

Para el nuevo viaje en Segunda B, el Reus volverá a disfrutar de un presupuesto cercano a los dos millones de euros, tal y como corroboró el mismo Oliver en la sala de prensa. «Haremos un pequeño esfuerzo y será algo superior al de la temporada pasada». En todo caso, el máximo accionista quiso huir del dramatismo si al final no se alcanza el ascenso. «Es el objetivo porque creemos en nuestro proyecto, pero no si no lo logramos no hará una hecatombe. Lo volveremos a intentar».

Oliver estuvo acompañado por el presidente Llastarri y el director deportivo, Sergi Parés, en una sala de prensa en que se notaba una sensación de alivio en el ambiente.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También