Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Nàstic: Arranque de play-off

El Nàstic de Vicente Moreno ha logrado el tercer mejor inicio de la historia del club en Segunda B, siguiendo la estela de las dos campañas de Gonzalvo
Whatsapp
El Nàstic recuperó sensaciones ante el Olímpic, al que ganó con goles de Marí y Marcos. Foto: Pere Ferré

El Nàstic recuperó sensaciones ante el Olímpic, al que ganó con goles de Marí y Marcos. Foto: Pere Ferré

El equipo de Vicente Moreno cierra el primer tramo de la temporada –a falta de un partido para acabar la vuelta– con un excelente sabor de boca. Tras un periodo dubitativo de seis encuentros con una sola victoria, el cuadro grana ha enderezó el rumbo en los dos últimos encuentros del año (victorias ante el Olímpic y el Elche Ilicitano) para completar uno de los mejores arranques de la historia del club en Segunda B.

Los granas suman 32 puntos, culminando el tercer mejor inicio en Segunda B de su historia. Solo las dos temporadas de Jordi Gonzalvo en el banquillo del Nou Estadi mejoran los números del valenciano. En ambos precedentes, los tarraconenses hicieron play-off.

El mejor inicio fue en la 1995-96. El equipo sumaba en la jornada 18, 38 puntos, seis más que ahora. Los granas habían perdido tantos partidos como esta temporada, cuatro, pero en los otros 14, sólo cedieron dos empates. El resto, doce, todo triunfos. El Gimnàstic era segundo, una posición más arriba que actualmente, pero la distancia con el líder, Levante, era de tres puntos. Ahora, solo uno separa al Nàstic del mejor clasificado, el Hércules.

El mejor arranque en la categoría de bronce no sirvió ni para que el equipo quedara primero en la liga, se mantuvo el Levante, ni para lograr el ascenso a Segunda.

Gonzalvo, repite

Un año después, Gonzalvo volvió a firmar un arranque fenomenal. Los 34 puntos –10 victorias, 4 empates y 4 derrotas– que sumaba en la jornada 18 tampoco le valieron para auparse con el liderato del grupo, que lo ocupaba el Elche. Fue provisioal, porque el Nàstic acabó en lo más alto al final de temporada. En la promoción el equipo volvió a fallar y a quedarse a las puertas del ascenso.

Solidez defensiva

El cuadro grana no pasó apuros ni ante el Olímpic ni frente al Elche Ilicitano. Era importante recuperar las buenas sensaciones defensivas. Una de las características del Gimnàstic en el inicio de temporada.

El cerrojo a la portería de Reina ha sido la base del éxito. En 10 de los 18 encuentros disputados el equipo de Vicente Moreno no ha encajado ningún gol. Más de la mitad de los partidos. El 55,5% para ser más exactos.

Todos participan a la hora de defender. Los delanteros sacrifican esfuerzos para presionar. Desde la primera línea, con un Marcos De la Espada robando balones a los centrales, hasta la zaga, pasando por las ayudas de los interiores a los laterales y el todocampismo de Manolo y Rocha. El equipo ha resuelto ese nerviosismo que comenzó arriba y contagió a la defensa. El mismo camino, pero a la inversa, ha recorrido la confianza. Mantener la portería a cero da seguridad a los delanteros y es más fácil ganar partidos.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También