Capitán Edwards: El nuevo líder rojillo

Tras la marcha de Héctor García, el joven colocador lidera el vestuario del CV Sant Pere i Sant Pau en su cuarta temporada en el club

| Actualizado a 09 diciembre 2021 06:42
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Cuando Héctor García abandonó este verano el Instercap Tarragona SPSP camino del CV Melilla de la Superliga 1, el conjunto rojillo se quedó sin capitán. Desde aquel momento se buscaba nuevo portador de brazalete y nuevo líder del vestuario. No era cuestión baladí en un vestuario repleto de juventud en el que siempre se necesita una voz autorizada. Alejado del pensamiento estereotipado, Vlado Stevovski tomó la decisión de ofrecer ese rol a Dexter Edwards. 

Con solo 20 años y tres temporadas en el conjunto rojillo, el técnico macedonio decidía apostar por la figura del joven jugador para liderar el vestuario. Los motivos eran claros y así los explica: «Dexter es un jugador muy importante para nosotros. Lleva ya cuatro años en el club y estamos muy contentos de tenerlo en el equipo. Da mucha tranquilidad y tiene el respeto ganado de sus compañeros». A lo que añade: «Es un jugador con mucha proyección. Tiene mucho margen de mejora y le espera un futuro brillante porque es un trabajador nato». 

Unas palabras que el jugador rojillo agradece. Edwards charla con el Diari sobre la importancia que tuvo para él ser designado como nuevo capitán. Un nombramiento inesperado y que le pilló de sorpresa, pero aceptó de buen gusto: «Me lo tomé como un reto, puesto que nunca antes había sido capitán. Se lo agradecí a Vlado por la confianza que ha demostrado siempre en mí y ahora mismo estoy muy motivado y con muchas ganas», explica el capitán cooperativista.

El jugador cooperativista tiene raíces inglesas por parte de su familia paternal y sus inicios en el deporte no fueron con el voleibol, sino con el tenis. Su llegada al deporte que le cambió la vida de produjo de casualidad: «Me cogieron directamente en la Blume cuando hice las pruebas de ingreso. Yo jugaba a tenis, pero hice las pruebas físicas y me dijeron que probará en el voleibol. Al principio solo quería probar, pero me gustó mucho el ambiente del voleibol y ver como mejoras cada día y entonces decidí quedarme, hasta hoy».

Edwards todavía recuerda cómo se fraguó su llegada al Sant Pere i Sant Pau: «Estuve un año en el Palencia tras dejar la Blume y fue entonces cuando me llamó Vlado para decirme que estaba interesado en mí. Lo consulté con la Federación Catalana y creímos que era la mejor opción». Esa decisión fue un salto importante en su carrera y de la que presume a día de hoy: «No me arrepiento de haber venido aquí. Siento que he mejorado mucho desde que llegué hace cuatro años».

Al igual que otros de sus compañeros, Edwards ha forjado una vida en Sant Pere i Sant Pau, un barrio en el que crece tanto a nivel deportivo como académico, ya que se encuentra cursando la exigente carrera de Ingeniería de telecomunicaciones. «No es complicado compaginar el voleibol con los estudios, pero es cierto que tengo que echarle muchas horas porque es una carrera muy complicada», confirma Edwards. 

Lejos de la pista disfruta de la piña que es el equipo rojillo y comparte amistad y arena en la época estival con uno de los cracks del equipo como es Elio Carrodeguas con el que ya lleva dos veranos seguidos consiguiendo grandes resultados en el volei playa. 
Por otro lado, los cooperativistas preparan ya su próximo partido que será el próximo sábado en casa frente al Xátiva a partir de las 20.00 horas. Hay que recordar que será el segundo encuentro en el pabellón rojillo tras regresar de Salou. 

Comentarios
Multimedia Diari