Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

De Altafulla al Everest para visibilizar la ELA

Joan Ceperuelo forma parte del grupo ‘HimELAya, Grito de Vida’ y acompaña a Miguel Angel Roldán, que quiere ser la persona con ELA que asciende más alto, hasta los 5.364 metros del campo base

| Actualizado a 15 octubre 2022 19:19
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El altafullense Joan Ceperuelo figura entre la treintena de los componentes de la expedición ‘HimELAya-Grito de Vida’ que tiene como objetivo dar visibilidad a la enfermedad de la ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica), aún sin cura a día de hoy, y también a que el cordobés Miguel Ángel Roldán se convierta en el diagnosticado que llega a mayor altitud.

En concreto Miguel Ángel pretende alcanzar la cota de los 5.364 metros en la que se sitúa el campo base del Everest, hacia donde se dirigirán los montañeros a través de un trekking desde Katmandhú, la capital de Nepal. Allí se encuentran ya todos ellos desde el viernes, tras un vuelo que tomaron en Bilbao.

Dos experimentados alpinistas como son los vascos José Carlos Tamayo, antiguo componente del equipo de ‘Al Filo de lo Imposible’ de TVE, y Unai Llantada forman parte de esta expedición a la que Ceperuelo decidió enrolarse debido a la amistad personal que mantiene con Roldán.

Amistad personal

Este triatleta cordobés, a quien le detectaron ELA en 2018 e impulsó a partir de entonces la asociación #SacaLaLenguaAlaEla, preparó a Ceperuelo para su primer Ironman, el de Lanzarote, que el altafullense completó durante el pasado mes de mayo para luchar contra esta enfermedad.

La expedición no formaba parte inicialmente de los planes de Ceperuelo. Sin embargo quedó cautivado por la iniciativa cuando conoció todos los detalles de este desafío durante la celebración, el pasado 24 de agosto, del partido de fútbol solidario entre el FC Barcelona y el Manchester City a beneficio de la ELA.

Aquel día llevó la voz cantante sobre el césped el exfutbolista azulgrana Juan Carlos Unzué, arropado entre otros por el propio Miguel Angel Roldrán y también por el cambrilense Siscu Morell, afectado igualmente por esta enfermedad.

«El principal handicap al que nos enfrentaremos en el Everest es la posibilidad de sufrir mal de altura, aunque el trekking asciende progresivamente para que todos nos vayamos adaptando a las condiciones de la montaña», explica Joan Ceperuelo, quien antes de partir recibió algunos consejos por parte del himalayista tarraconense Òscar Cadiach.

La expedición al campo base del Everest es la quinta acción del proyecto ‘Los 5 Gritos’. Pretende gritar desde el lugar más alto de la Tierra para que se escuche aún más a los afectados. «Queremos investigación, queremos soluciones; lucharemos por nuestras vidas», aseguran.

El primer grito se llevó a cabo en 2018 en el Monte Vinson, en la Antártida, para simbolizar el síntoma del temblor; el segundo fue en el Teide, para combatir el fuego interno que destruye a los afectados; el tercero fue en una de las montañas más emblemática e inaccesible de España, el Naranjo de Bulnes. «Si nos fallan las manos intentaremos escalar este coloso de piedra, haremos de lo imposible lo posible. Derrotaremos a la soledad, al olvido e inmovilidad», rezaba la acción; el cuarto grito fue el ‘Desafío BrusELAs’: escalar la cumbre más difícil, la más técnica, el lugar donde se toman las grandes decisiones y se pueden conseguir grandes soluciones.

Todos los gritos han sido protagonizados por enfermos de ELA que se han propuesto llegar a los sitios más altos para que se les escuche y que en España, por fin, se luche por garantizar unos cuidados expertos continuados para las personas afectadas para que su situación económica o familiar no determine que vivan o mueran.

Comentarios
Multimedia Diari