Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Mar Molné toca el cielo en Rabat

La tiradora del Morell logra la primera medalla individual internacional en su carrera a los 21 años en la Copa del Mundo celebrada en Marruecos

| Actualizado a 25 enero 2023 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

A Mar Molné el éxito no le da vértigo. A sus 21 años compite con las mejores tiradoras del mundo. Hasta hace poco les miraba a la cara con firmeza, ahora ya les gana. En Rabat ha logrado dar un paso más en su carrera.

Probablemente el definitivo. Se ha colocado en la élite del foso internacional y ahora está dispuesta a mantenerse. Será duro, pero hay talento y pasión y con eso de por medio todo resulta más sencillo.

La tiradora del Morell logró la medalla de oro en la modalidad de foso de la Copa del Mundo que se disputó en Rabat, donde superó en la lucha por el título a la turca Safiye Sariturk y a la estadounidense Rachel Leighanne Tozie, que acabó tercera. Lo hizo con una superioridad abrumadora que dejó claro que en este 2023 no está dispuesta a ponerse un techo.

La tarraconense, de 21 años, logró 29 aciertos en 35 disparos frente a los 26 de la turca, con la que se jugó el título y lo aseguró a falta de los dos últimos, después de que la tiradora estadounidense quedara fuera de la lucha por el oro al término de las cinco primeras series de la final con 20 impactos. La otra finalista, la portuguesa Ana Rita Rodriges, se quedó fuera de la lucha por las medallas al término de las tres series iniciales con 11 aciertos.

Días después de su primera conquista internacional, Molné charla con el Diari para repasar el comienzo de un año que apunta a ser espectacular. El inicio ha sido soñado, pero quiere más.

Las palabras que pronuncia Molné son claras, está en un estado de felicidad absoluta tras su primera conquista: «Estoy supercontenta. Los entrenamientos previos fueron duros, ya que era la pretemporada, pero cuando llegué a Rabat me sentí muy bien en las series previas. Notaba que lo estaba haciendo bien».

Para la tiradora del Morell, la experiencia el año pasado en su primer como sénior fue clave a la hora de afrontar su debut internacional de este curso con mayor calma: «Por suerte o por desgracia el año pasado fue mi primer añor de sénior y pude entrar en tres finales. Es un mundo diferente al clasificatorio y sabía como podía sentir».

Este hecho le permitió sacar su mejor versión. Molné tiene claro que en Rabat se ha visto su mejor versión competitiva hasta la fecha: «Fue la primera vez que me sentí en la zona de confort. Todo iba rodado, mi corazón y mi respiración iban a la par. Lo hice todo muy bien. Todas las cosas que tenía que hacer las hice en un 90%».

Las horas después su primera victoria internacional fueron una absoluta locura que todavía recuerda con felicidad: «Al ser mi primera competición que ganó en sénior me encontré con cinco entrevistas y lo viví con mucha felicidad».

Allí junto a ella estaba su familia que gozó de su victoria, especialmente su padre, que se ha convertido en su fan número uno : «Cuando gané el Europeo Júnior mi padre no podía ni hablar. Imagínate ahora. Venía de no ganar nada en sénior y he pasado a ganar una competición internacional con todas las bestias que había allí. Cuando tiré el último plato se volvieron locos de la emoción».

La tiradora del Morell ha dado un paso en lo mental que ya ha dado sus frutos. Así lo expresa con firmeza en unas declaraciones que dejan claro que este año va a por todas: «La temporada pasada me marché con un mal sabor de boca por el Mundial y me di cuenta que aquí se viene a ganar».

Este curso es importante para una Mar Molné que ya ha cumplido uno de sus primeros retos, pero que sueña en grande con el billete a los próximos Juegos Olímpicos de París en 2024: «Por suerte ya he cumplido un objetivo que era ganar una medalla internacional. Mi objetivo es seguir estable en sensaciones y resultados y el sueño que tengo es una plaza olímpica».

Su triunfo en Rabat solo ha hecho que alimentar las esperanzas de conseguirlo: «En pretemporada tenía ganas de verme en la competición y estaba algo decaída, pero después de ganar en Rabat sé que tengo que ir a por ello».

Comentarios
Multimedia Diari