No lo veo

El empate ante el UCAM Murcia dejó al Nàstic sin plaza de play-off pero lo peor fue la sensación de que el equipo no tiene iniciativa para ir a por ella

| Actualizado a 18 abril 2022 15:08
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

No quiero ser pesimista. Ni tampoco responsable de arrebatarle la esperanza a nadie. Pero no veo al Nàstic en play-off. Ojalá me equivoque. Pero por muy cerca que sigan las posiciones de promoción, la sensación que transmite el equipo no invita a pensar que sea capaz de mantener el tipo hasta el final en esta pelea que se prevé larga, como bien ha dicho el técnico Raül Agné en más de una ocasión, y en la que hay muchos equipos involucrados. Con el planteamiento defensivo que vemos semana tras semana en los encuentros lejos del Nou Estadi se está más cerca del empate (y de perder) que de ganar. Porque en el fútbol siempre pasan cosas. Por mucho que no quieras. Si no las provocas tú, lo hará el rival. Y cuando dependes de los otros suele salir mal.

Los malos resultados del Nàstic como visitante no son más que el reflejo de lo que el equipo hace en el campo. Hace tiempo venía advirtiendo del riesgo que había de que la enorme virtud defensiva del conjunto grana (sigue siendo el equipo menos goleado del grupo 2 de Primera RFEF) se convirtiera en su principal defecto. Como así ha sido al final. Se han visto tan cómodos defendiendo que han perdido el interés por atacar. Solo les queda esperar una ocasión que les caiga del cielo y aprovecharla. Queda por saber si esta involución ha sido una cuestión futbolística, el curso natural del equipo, o por un mensaje inculcado desde el banquillo. Lo peor es que ese planteamiento no se queda solo para los partidos lejos del Nou Estadi, también en casa se ha caído en la monotonía defensiva. Algo menos, claro, porque el empuje de la grada no permite situaciones tan abusivas como la de Murcia. Pero siempre con el riesgo limitado.

4
Suerte

No nos engañemos, los granas están teniendo algo de suerte en los últimos dos partidos. Es cierto que ha habido días en los que ha sido muy esquiva, especialmente en la parte ofensiva, pero igual de verdad es que ante el Castellón hubo una buena dosis, pese a la victoria el primer tiempo se pudo ir con desventaja, y también en Murcia. De no ser por los palos (hasta tres tuvo el UCAM) o por las intervenciones de Manu García (impecable en otras tres) el Nàstic hubiera regresado a Tarragona con una derrota más que merecida. No hubo control en ningún momento. Ni antes del 0-1 ni con la ventaja. Fue el mismo partido que se hizo ante le San Fernando, el Linares, Algeciras, etc. con la diferencia de que el Nàstic marcó primero y obligó a correr más al rival. Y de que el UCAM Murcia está en la situación en la que está.

7
Nula iniciativa ofensiva

De no ser por la pelota que pierde Fullana, que provoca el pase de Edgar a Dani Romera y el penalti de Pedro López, el Nàstic no hubiera llegado a tirar entre los tres palos. No hay ideas ofensivas más que balones largos a la espalda de la defensa o a la cabeza del delantero referencia. Ni siquiera las transiciones tras recuperación son productivas. Con el equipo defendiendo tan cerca de su área llegar al otro extremo del campo es sumamente difícil. Si a ello se le suma la falta de precisión y de ideas el resultado es fácilmente predecible.

4El play-off, a un punto

Voy a dejar abierta la puerta para que los optimistas no digan. Los resultados volvieron a beneficiar al Nàstic. O al menos, no penalizaron el empate en Murcia. De los rivales directos solamente el Atlético Baleares que apalizó al FC Barcelona B (6-2), el Algeciras que se llevó los tres puntos de Palamós (0-1) y el Sabadell que logró el triunfo por la mínima frente al filial del Sevilla. Los tres adelantaron a los granas en la tabla. Falló el Linares que fue goleado por el Villarreal B (5-0) y también el Real Madrid Castilla que perdió ante el Alcoyano (1-2) y permite al cuadro alicantino sumarse a la fiesta. El San Fernando, próximo rival del Nàstic que visitará el Nou Estadi-Costa Daurada el viernes a las 21.00 horas, empató in extremis ante el Cornellà (3-3). Mucha igualdad, pero futuro negro.

Comentarios
Multimedia Diari