Más de Economía

36 de los más de 8.000 despidos de CaixaBank serán en Tarragona

Tras absorber a Bankia, la entidad quiere dar salida con el mayor ERE de la historia de la banca al 18% de la plantilla y cerrar el 27% de las 1.534 oficinas

JOSÉ M. CAMARERO

Whatsapp
CaixaBank quiere enfocar el ajuste con la máxima voluntariedad posible.FOTO:  EFE

CaixaBank quiere enfocar el ajuste con la máxima voluntariedad posible.FOTO: EFE

La fusión de CaixaBank y Bankia ya tiene los primeros datos del gran impacto laboral y estructural que supondrá la operación en toda su red y centros operativos. El grupo ha planteado a los sindicatos el despido de 8.291 trabajadores, lo que representa el 18% de su plantilla. En la provincia de Tarragona, 36 personas se verán afectadas. Además, prevé clausurar 1.534 oficinas, el 27% de su red.

De materializarse en estos términos, y a la espera del resultado de la negociación, se trata del mayor recorte en todo el sector financiero en España. Hasta la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, tuvo que pronunciarse. Aseguró que si no se hubiera realizado la fusión entre ambos grupos «estaríamos hablando de un volumen de trabajadores superior» al planteado. La ministra portavoz María Jesús Montero, a quien se le recordó el papel que juega el Estado en la nueva corporación (tiene un 16% del accionariado), justificó que el Ejecutivo «ha hecho esfuerzos titánicos a través de los ERTE durante la pandemia».

Frente al modelo anterior, que priorizaba las prejubilaciones para dar salida a los trabajadores de mayor edad y próximos a su retiro, en esta ocasión CaixaBank quiere enfocar su ajuste con la máxima voluntariedad posible, independientemente de la edad de los empleados que se acojan al proceso.

Pretende que sea equilibrado y que afecte en un 50% a mayores de 50 años y la otra mitad a menores de este límite de edad. Esta idea ya ha sido planteada por otros ERE en marcha de grandes compañías. En caso de que no se alcance el objetivo previsto, la adscripción al proceso se realizará por criterio de mérito, a través de la valoración del desempeño profesional de los últimos años, según los criterios que marque la entidad. De todos los despidos propuestos, hasta 5.742 se aplicarán sobre sucursales, y unos 688 en las filiales; mientras que 1.611 puestos serán recortados en servicios centrales y hasta 250 en direcciones territoriales.

Según fuentes sindicales, Madrid sería la provincia más afectada (con unas 1.500 salidas) seguida de Valencia (medio millar) y Murcia (unas 400). En el caso de Barcelona, afectaría a casi 600 trabajadores.

La demarcación de Tarragona se verá afectada con 36 salidas.

El reparto del conjunto de despidos sería el siguiente: A Coruña 39; Álava 24; Albacete 50; Alicante 253; Almería 105; Asturias 65; Avila 61; Badajoz 40; Barcelona 595; Burgos 34; Cáceres 20; Cádiz 125; Cantabria 51; Castellón 161; Ceuta 16; Ciudad Real 72; Córdoba 72; Cuenca 13; Girona 85; Granada 279; Guadalajara 37; Guipuzcoa 22; Huelva 89; Huesca 8; Baleares 358; Jaén 105; La Rioja 123; Palmas 293; León 47; Lleida 38: Lugo 8; Madrid 1511; Málaga 39: Melilla 3; Murcia 410; Navarra 66; Orense 17; Palencia 10; Pontevedra 26; Salamanca 21; Tenerife 19; Segovia 85; Sevilla 237; Soria 4; Tarragona 36; Teruel 2; Toledo 63; Valencia 528; Valladolid 24; Vizcaya 23; Zamora 0; Zaragoza 43.

Temas

Comentarios

Lea También