La pandemia dificulta la contratación de personas con discapacidad

El entorno generado por la crisis postCovid es hostil para estas personas: la digitalización y automatización del trabajo lastran sus oportunidades laborales

Diari de Tarragona

Whatsapp
La pandemia dificulta la contratación de personas con discapacidad

La pandemia dificulta la contratación de personas con discapacidad

La crisis de la Covid-19 ha tenido un impacto económico y social sin precedentes, que ha intensificado el riesgo de exclusión de aquellos que ya atravesaban dificultades antes de la pandemia. En el caso de las personas con discapacidad han visto cómo los cimientos de su plena inclusión se han tambaleado.

A finales de 2020, el primer informe Discapacidad y expectativas para el nuevo año, realizado por la Fundación Adecco y CHM Obras e Infraestructuras, arrojaba un sentimiento mayoritario entre las personas con discapacidad: el 70% opinaba que estábamos ante una década perdida en términos de inclusión en la que no habría progreso, ya que el distanciamiento social y la crisis económica no ayudarían a normalizar la presencia de las personas con discapacidad en la sociedad y en el mercado laboral.

El año 2020 se cerró con un descenso interanual del 33% en el número de contratos de personas con discapacidad

A punto de finalizar el año inmediatamente posterior al estallido del coronavirus, una conclusión parece clara: el mercado laboral post-pandemia sigue sin ofrecer a las personas con discapacidad las garantías suficientes para afrontar su plena inclusión.

  • Avances y retos por delante

Durante los últimos años, el proceso de inclusión laboral de las personas con discapacidad ha experimentado un notable avance. En primer lugar, cabe señalar que las cifras de contratación se han incrementado un 70% en Catalunya con respecto a hace diez años.

Pero son siete años consecutivos de incrementos que quedaron abruptamente interrumpidos por la pandemia: el año 2020 se cerró con un descenso interanual del 33% en el número de contratos, según las estadísticas oficiales. En lo que llevamos de 2021, las cifras se han recuperado notablemente (+42%) pero continúan siendo un 7% inferiores a las registradas en tiempos prepandemia.

Sin embargo, a pesar de esta tendencia alcista en la contratación, se levantan múltiples sombras. En concreto, la exigua participación de las personas con discapacidad en el mercado laboral, con una tasa de actividad del 37% en Catalunya.  Por otra parte, también llama la atención la escasa penetración de las personas con discapacidad en la empresa ordinaria, es decir, en entornos de trabajo normalizados, más de siete de cada diez contratos a personas con discapacidad en Catalunya (71%) se suscriben en el ámbito protegido.

Según Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco, «sin negar que los Centros Especiales de Empleo son un eslabón necesario en el proceso de inclusión, durante los últimos años se están consolidando como una medida finalista, en lugar de constituir un elemento transitorio, tal como establece la legislación.  Por ello, es fundamental establecer indicadores cuantificables de tránsito hacia la empresa ordinaria, que es el lugar donde la inclusión se produce en su máximo exponente. La nueva normalidad que hoy vivimos, tras la etapa más dura de la pandemia, resulta un punto de inflexión idóneo para proponerse esta nueva meta».

  • El mercado laboral post-Covid

El contexto de la nueva normalidad se antoja hostil para la mayor parte de las personas con discapacidad, en términos profesionales. Así, un 63% de los desempleados en Catalunya no confía en el mercado laboral a corto plazo y cree que no encontrará trabajo estable este 2022, en un escenario pospandemia en el que las personas con discapacidad se toparán con dificultades adicionales. 

En este sentido, fenómenos como la digitalización, la automatización de puestos de trabajo, la crisis o los requisitos cada vez más exigentes de las ofertas de empleo, dificultarán a las personas con discapacidad competir en el mercado de este año que arranca.

Las respuestas de la encuesta arrojan que recuperar los niveles de empleo prepandemia y retomar la tendencia positiva iniciada antes del Covid-19 es una prioridad absoluta para las personas con discapacidad. Un 90% de los encuestados sitúa la posibilidad de conseguir un trabajo estable en el centro de sus deseos.

Un 87,7%, además, considera prioritaria la normalización de las personas con discapacidad en la sociedad. Afirmaciones como «que los demás no se apiaden de mí» es una de las respuestas destacadas en este sentido.

Según un reciente análisis de la Fundación Adecco, la plena inclusión de las personas con discapacidad no se producirá hasta el año 2242. Las personas con discapacidad creen que el proceso de inclusión podría acelerarse en 2022 si se refuerzan algunas acciones clave: la sensibilización del eje sociedad-empresa y el acompañamiento y empoderamiento de las propias personas con discapacidad.

Temas

Comentarios

Lea También