Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Economía Economía

Sea vino, aceite o chocolate, viaja en camión cisterna

Maddel Transportes Cisterna, con sede en Reus, se consolida como referente en el transporte de líquidos alimentarios a granel

Cristina Valls

Whatsapp
Imagen de uno de los camiones cisterna disponibles en Maddel Transportes Cisterna. FOTO: Alfredo González.

Imagen de uno de los camiones cisterna disponibles en Maddel Transportes Cisterna. FOTO: Alfredo González.

Maddel Transportes Cisterna es un negocio familiar con sede central en Reus que inició su actividad alrededor del año 1982. Empezaron con el transporte de líquidos alimentarios como el vino entre cooperativas. Con el tiempo, han ido modernizándose y ampliando el abanico de productos para transportar.

«Nuestros inicios como tal se remontan a la existencia de otra empresa relacionada con el transporte, Transports Jubany. La lideraba el señor Jubany, quien incluso llegó a utilizar carros para poder transportar mercancías. Al jubilarse éste, reunió a una serie de chóferes, entre los que se encontraba mi padre, y creó una sociedad, que es la que da nombre a ‘Maddel’: surgida de las iniciales de cada uno de los camioneros autónomos que se agruparon. Con los años, gran parte de ellos fue jubilándose y quedó mi padre al frente», resume Carles Esteve Rom, quien junto a su hermano Robert Esteve Rom, cogieron el relevo y hoy administran la empresa de transporte de mercancías alimentarias a granel por toda España.

«La gente ha de comer por fuerza y es una mercancía indispensable. Muy diferente a otros sectores, como el de la construcción», dice Carles Esteve Rom.

El relevo generacional se presenta con buenas perspectivas, puesto que Carles Esteve Llauradó, hijo de Carles Esteve padre, acaba de incorporarse al negocio. «Aún recuerdo cómo empezamos. Con tan sólo tres camiones. Hoy contamos con una flota que roza los 50 efectivos y que está repartida por toda la Península Ibérica. La hemos modernizado con la entrada de nueve camiones más. Por lo que se refiere a la crisis, no nos ha tocado de lleno, puesto que la alimentación es un sector siempre necesario. La gente ha de comer por fuerza y es una mercancía indispensable. Muy diferente a otros sectores, como el de la construcción», continúa Carles Esteve Rom.

Carles Esteve Llauradó y Carles Esteve Rom, en la oficina de Maddel Transportes Cisterna, ubicada en la sede central de Reus. FOTO: Aalfredo González.

La actividad de Maddel Transportes Cisterna se basó inicialmente en el traslado de vinos con empresas como Unió Agrària, la empresa Miró y otras cooperativas. Desde hace 15 años se ocupan de muchos más productos: agua mineral, glucosas y azúcares, aceites vegetales, chocolate, vinos, mieles, salmueras, distribución de agua potable, zumos, cerveza y leche.

Algunos de los productos que trasporta la empresa son agua mineral, aceites vegetales y cerveza

«Una de las funcionalidades que hemos incorporado a nuestro servicio es el traslado de agua potable a pueblos, una tarea muy necesaria en épocas de sequía, fruto de la escasez de lluvias», explica Esteve. Cada uno de estos productos pasa por procesos y controles completamente distintos, y las cisternas varían en función de su contenido.

Un empleado de Maddel limpia uno de los camoiones. FOTO: Alfredo González.

«Cada producto precisa de unos criterios de temperatura, conservación y seguridad diferentes», apunta el administrador, y pone como ejemplo «líquidos complicados» como el chocolate, que «ha de estar entre 45 y 50 grados centígrados. No más. La cisterna deberá llevar un aparato que controle la temperatura para que no caliente ni enfríe el producto. El vino también requiere, según su tipología, no entrar en contacto con el aire y, por ello, la cisterna se ha de llenar  hasta arriba».

 La empresa dispone de un mínimo de 300 clientes en cartera en la actualidad

La glucosa, por otro lado, también es otro de los elementos de transporte que requiere numerosos controles y filtros bactereológicos. Ampliar el abanico de substancias les ha permitido aumentar el número de clientes que solicitan sus servicios. Ahora tienen un mínimo de 300 empresas en cartera, donde el aceite destaca por encima del resto (70%), le sigue el vino (20%), el agua (5%) y otros líquidos alimentarios (5%).

Más camiones    

Maddel Transportes Cisterna ubica su sede central en la capital del Baix Camp, aunque dispone de otra en Pedro Muñoz (Ciudad Real) desde hace unos seis años. «Tenemos varios chóferes allí y quisimos ser prácticos. Allí ubicamos también un lavadero privado de cisternas y desde 2003 disponemos de otro en Vilafranca del Penedès. Nos ofrece mucha más autonomía», completa Carles Esteve Rom.

Carles Esteve fill, Carles y Robert Esteve. FOTO: A. González.

Entre chóferes en plantilla, transportistas autónomos  y personal de oficina, Carles Esteve Rom calcula en cerca de unos 50 los empleados en la empresa.

El aceite vegetal es el producto estrella, con un 70% de su volum de transporte

La facturación anual de Maddel Transportes Cisterna fue de 5,8 millones de euros en 2017. En comparación con 2016, registraron un crecimiento del 12%.

«Es un incremento que ha venido acompañado de un volumen superior de trabajo. Nos hemos arriesgado con la compra de más cisternas. Con lo cual, esperamos que salga rentable», explica Esteve. De momento, adelanta que los primeros tres meses de 2018 han facturado «algo más que el mismo intervalo de 2017».

Curiosidades del traslado de líquidos alimentarios

  • Retos de futuro. Maddel Transportes Cisterna se mantiene a la vanguardia de la innovación del mercado. Recientemente, han mejorado su sistema de gestión, geolocalización, formación y han modernizado las cisternas. Esto último es obligatorio: han de entregar los productos tal y como se fueron a recoger. Por eso, han de conocer todas sus particularidades.
  • «El inconveniente de nuestro trabajo es que por cada traslado hay que limpiar y vaporizar. Con lo que buscamos cisternas con menos recovecos y más fáciles de limpiar», dicen desde la empresa Maddel. Priman también en la seguridad, puesto que ellos sólo transportan: «no manipulamos, todo está precintado».  
  • Cantidades.  En un día se llegan a realizar hasta 45 viajes con cerca de 25.000 kg de líquido. El año pasado se hicieron más de 10.000 viajes.

Temas

Comentarios

Lea También