Empieza el juicio contra la ‘manada’ de Cambrils

La fiscalía pide 15 años de cárcel y solicita que no puedan comunicarse ni acercarse a menos de 500 metros de la joven durante 20 años.

| Actualizado a 19 septiembre 2022 14:10
Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

La Sección Segunda de la Audiencia de Tarragona juzga desde hoy a tres hombres acusados de violar en grupo a una chica en Cambrils, delito por el que la fiscalía pide para los presuntos autores 15 años de prisión y ocho de libertad vigilada.

Por estos hechos, el fiscal acusa a tres hombres, de 22, 23 y 28 años, de un delito continuado de agresión sexual en concurso ideal con un delito de lesiones. Además la pena de cárcel, el ministerio público solicita que no puedan comunicarse ni acercarse a menos de 500 metros de la joven durante 20 años. Los acusados (dos residían en Salou y uno, en Cambrils). Al menos uno de ellos tenía antecedentes penales. En la noche del 23 de junio se dirigieron al domicilio de uno de ellos, situado en la avenida Diputació de Cambrils. Allí se estaba celebrando una fiesta, con una afluencia de unas 15 personas.

A lo largo de la noche, el acusado propietario de la vivienda entabló amistad con la denunciante, que también participaba en la fiesta. Ambos se dirigieron a la habitación de él para hablar. Cuando estaban en ella, se introdujeron los otros dos acusados, apunta el fiscal en su escrito de acusación.

Los tres varones cerraron la puerta y bajaron la persiana de la habitación, de forma que esta quedó en penumbra. Y empezaron a decir “quítate la ropa”.

Tras dejar desnuda a la joven, mientras dos de los acusados cogían a la mujer de los brazos y las piernas, el otro la violaba. Se intercambiaron la posición hasta que los tres la agredieron sexualmente.

Mientras la mujer era violada, ella se encontraba en situación de bloqueo emocional y les decía: “Dejadme, que me hacéis daño”, “parad por favor”. Cesaron en esta situación cuando entró en el habitáculo una amiga de la víctima. Esta le dijo, llorando: “Ayúdame, sácame de aquí”.

Como consecuencia de la situación vivida, la mujer sufrió trastorno pos estrés postraumático, síndrome que previsiblemente requerirá tratamiento médico psiquiátrico. Podrían quedarle secuelas psicológicas.

Los tres sospechosos están acusados de un delito continuado de agresión sexual y otro de lesiones psíquicas. Los procesados pasaron el día 27 de junio de 2019 a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Reus, que aquel día estaba de guardia, quien decretó prisión provisional, una decisión que el 8 de julio ratificó el Juzgado número 3, que fue quien finalmente instruyó el caso porque estaba de guardia cuando ocurrieron los hechos.

En concepto de responsabilidad civil, la Fiscalía solicita una indemnización de 10.000 euros por los daños morales.

Comentarios
Multimedia Diari