Sosciathlon vuelve a enarbolar el poder de la solidaridad en La Pineda

Crónica | Una séptima edición de récord. Gran éxito de participación y de organización en la prueba multideportiva 100% benéfica, que logró recaudar más de 25.000 euros a favor de la investigación de la ELA y de la asociación Aiguamarina Salou

| Actualizado a 03 octubre 2022 07:00
Se lee en minutos
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

La solidaridad, el compañerismo, la igualdad o el afán de superación son algunos de los grandes valores del deporte. Valores que ayer quedaron perfectamente enmarcados en la séptima edición de Sosciathlon, la prueba 100% solidaria que ayer volvió a llenar de deporte y buen rollo el paseo Pau Casals de La Pineda. Al gran éxito de organización y de participación, se sumó un nuevo récord en la recaudación. En total, se lograron 25.330 euros que se repartirán a partes iguales entre las dos causas escogidas en esta ocasión: por un lado la investigación de una cura para la ELA, a cargo del Institut de Recerca Biomèdica de Bellvitge (IDIBELL) y, por otro, la lucha por la inclusión social de las personas con discapacidad que lleva a cabo la asociación Aiguamarina Salou.

Los organizadores repartieron 1.300 dorsales, pero a lo largo de la mañana se sumaron muchas más personas a la causa, tanto corriendo, andando, nadando, en bicicleta, bailando zumba o participando en el resto de actividades organizadas. «Ha salido todo muy bien. La gente tenía muchas ganas de participar y hemos conseguido tener un gran ambiente hasta el final», explicaba al acabar el evento Carlos Morillo, uno de los miembros de la junta de Sosciathlon. La prueba ha ido creciendo año tras año, aunque Morillo apunta que «es un evento cercano y nos gusta que la gente que viene sepa para qué hacemos todo esto, toda la solidaridad que hay detrás. Es muy emocionantes ver las mismas caras año tras año».

La salouense Gemma Valls es una de esas personas, aunque esta vez era un poco más especial para ella, ya que por primera vez participaba en el Sosciathlon junto a su hija Riley, de 3 meses. «Hemos venido casi todos los años en familia. Tenemos un hijo de 4 años y ya hemos hecho varias veces la prueba, tanto en bici como andando y corriendo», cuenta mientras el pequeño Ragnar disfruta de la gymkana preparada sobre el césped del paseo.

En el otro extremo se encuentra Begoña, que a sus 86 años cruza la meta fresca como una rosa después de completar los 5 kilómetros de caminata. «Nosotros somos de los veteranos. Venimos todos los años con toda la familia», comenta su hija, Isabel Gorostiaga, que lleva de la mano a su perra Coca, también ataviada con su dorsal de Sosciathlon. También ha sido una edición especial para Isabel, que forma parte de la asociación Aiguamarina. «Es de agradecer que piensen en nosotros y que ayuden a las pequeñas asociaciones que necesitan mucha ayuda para tirar adelante», afirma.

Mención especial para el equipo de voluntarios, con 120 personas que no pararon de trabajar desde primera hora de la mañana para que todo fuera sobre ruedas.

Comentarios
Multimedia Diari