Mirar más allá de los propios intereses

| Actualizado a 13 noviembre 2022 06:00
Comparte en:

Decía el genial cómico Groucho Marx que «la política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados». Esa frase define a la perfección desde hace años la situación política tanto a nivel estatal como en Catalunya. Citemos solo dos ejemplos muy diferentes. Por un lado, el choque y la cascada de errores por todas partes que supuso el 1-O. Por otro lado, los cruces de acusaciones en plena oleada de muertes por la Covid. Son dos ejemplos, ya decimos que muy diferentes, pero ejemplos al fin y al cabo, de como los políticos solo miraron por sus propios intereses, sin pensar en el dolor que generaban a la sociedad a la que decían servir.

Desinflamar los conflictos, buscar el acuerdo (aunque en el fondo dicho acuerdo se base en intereses egoístas) no solo es positivo sino imprescindible. Cuando la crisis energética hace que el coste de la vida se haya disparado, cuando hay familias que no llegan a final de meses, cuando la situación internacional es caótica, no es admisible que los extremos de la balanza apuesten por el consabido ‘cuanto peor, mejor’ o se centren solo en aplicar la ley con todo su rigor, sin analizar las circunstancias y las causas de los acontecimientos.

En política siempre es necesario buscar el diálogo, evitar el conflicto, y ahora más que nunca en plena crisis

La política debe buscar soluciones, no agravar los problemas. Es lógico que cualquier partido busque el mayor rédito electoral, que diga a sus partidarios lo que quieren escuchar. Son comprensibles, incluso, los mensajes sencillos, de blanco y negro, en tiempos de redes sociales. Pero los líderes que aman a su país deberían hacer un esfuerzo por pensar más allá de las urnas, por buscar puntos intermedios que favorezcan la estabilidad y la tranquilidad. Hay que hacer Política con mayúsculas, ser generoso, ceder por el bien común. En suma, aplicar el sentido común, aunque, como reza el dicho, sea el menos común de los sentidos.

Comentarios
Multimedia Diari