Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Claves para ejercitarse con seguridad en el embarazo

Instagram y las redes sociales se han llenado de imágenes de gurús del fitness y modelos presumiendo de abdominales y figuras perfectas durante el embarazo. Los médicos ya han advertido de las posibles consecuencias para el feto de un entrenamiento intenso y una dieta restrictiva. Aquí una entrenadora ofrece algunas recomendaciones para entrenar con seguridad.

Norián Muñoz

Whatsapp
Ejercitar durante el embarazo. ¿Dónde están los límites?

Ejercitar durante el embarazo. ¿Dónde están los límites?

Viene de: El culto al cuerpo no descansa en el embarazo

María Eugenia Kusnitzoff, entrenadora en el gimnasio femenino BodyGym de Tarragona, da algunas recomendaciones para tener en cuenta durante y después del embarazo, pero advierte, en la recuperación tras un parto: «No hay milagros».

 

Durante el embarazo:

  • Trabajar en colaboración con el médico para hacer las modificaciones al plan de ejercicio.
  • Las embarazadas y las puérperas (las primeras 6 semanas? después del parto) que padecen cualquiera de los siguientes trastornos deben consultar con su médico antes: anemia, tiroides, arritmia cardíaca, antecedentes de retraso en el crecimiento del feto, hemorragias durante el embarazo, hipertensión, obesidad, delgadez extrema, si el feto está de nalgas…
  • El ritmo cardíaco debería encontrarse en el 50% de la zona de entrenamiento y no debería superar los 140 latidos por minuto.
  • Hacer ejercicio 3 veces por semana.
  • Reducir la intensidad , duración y frecuencia de manera progresiva durante el segundo y tercer trimestre.
  • Extender las fases de calentamiento y enfriamiento.
  • Beber abundante agua antes, durante y después del ejercicio. Comer un tentempié.
  • Evitar los movimientos balísticos y la flexión y extensión profunda de las articulaciones.

 En el puerperio:

  • Evitar la abducción de las piernas durante 8 - 10 semanas.
  • Evitar los movimientos de alto impacto.
  • Realizar abdominales hipopresivos para recuperar el suelo pélvico y las molestias dorso-lumbares.

Temas

  • NALTROS

Comentarios

Lea También