Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

España es uno de los países más corruptos de la Unión Europea

Ocupa el 17º puesto entre los 28 miembros de la UE, según un informe de Transparencia Internacional a partir de la opinión ciudadana

Ramon Gorriaran

Whatsapp
El extesorero del PP declaró la semana pasada en la Audiencia Nacional por el Gürtel. FOTO: EMILIO NARANJO/EFE

El extesorero del PP declaró la semana pasada en la Audiencia Nacional por el Gürtel. FOTO: EMILIO NARANJO/EFE

Los ciudadanos tienen la sensación de que España es un país bastante corrupto. No piensan que la corrupción sea una lacra generalizada en el país, pero sí que está bastante extendida. El estudio sobre percepción de la corrupción en 2016 elaborado por la ONG Transparencia Internacional señala que, de entre 176 países, España ocupa el lugar 41, y entre los 28 socios de la Unión Europea, el decimoséptimo.

El informe mide sensaciones de la población, no realidades, y no siempre la percepción de la ciudadanía casa con lo que ocurre. Uno de los autores del informe, el catedrático de la Universidad Rey Juan Carlos, Manuel Viloria, precisa que, aunque es indudable que existe una persecución policial de los corruptos más intensa, que los procesos judiciales se multiplican, y las fuerzas políticas suscriben códigos de conducta, pervive entre los ciudadanos «la sospecha» de que los casos de corrupción quedan impunes.

«Se están haciendo muchos esfuerzos, pero todavía no se ven los resultados», considera el catedático. Los ciudadanos, afirma Viloria, están «muy indignados y preocupados», y por eso «se dispara» la percepción de la corrupción.

El informe, presentado ayer, concluye que España ha entrado «en un pelotón de países» que se acerca «peligrosamente hacia la corrupción sistémica», una situación que ya se vive en la República Checa o en Georgia, países que tienen un índice de percepción de la corrupción de 55 y 57, mientras que España está en 58.

No es que está lacra se haya extendido más en el último año –de hecho el índice es idéntico al de 2015–, lo que ocurre es que en otros países ha disminuido esa sensación y han entrado nuevos países en la clasificación. Por ese motivo, España, con la misma nota que el año pasado, ha retrocedido cinco puestos para pasar del 36 al 41 en el ránking mundial, al nivel Costa Rica y Brunei.

Entre las naciones de la Unión Europea, solo Italia, Grecia, República Checa, Malta, Chipre, Croacia, Rumania, Bulgaria, Letonia y Hungría figuran por detrás de España en la clasificación de Transparencia Internacional.

Temas

  • PANORAMA

Lea También