Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Alepo, la ciudad mártir

Whatsapp

Según los hititas, fue fundada en el año 1800aC. En el 64 aC pasó a ser ciudad del imperio romano. Asediada por los cruzados en los años 1098 y 1124, nunca fue conquistada. En el 1138 un terremoto ocasionó 230.000 víctimas, el tercer terremoto en víctimas del mundo. Actualmente ha superado la cifra de más de 250.000 fallecidos en la guerra que sufre Siria. Unos meses antes que estallara la guerra visitamos la magnífica ciudad de Alepo. La Mezquita de los Omeyas, donde conservaron la tumba del profeta Zacarías, venerada por mahometanos y cristianos; la Madraza que ocupa el emplazamiento donde estuvo la catedral de Santa Elena; la ciudadela del siglo XIII, los zocos, los caravasares; el Castillo de Alepo, uno de los símbolos de la Unesco; los baños Yalgamma que impresionan por los caracteres de la época antigua. Recordamos la visita a la iglesia de San Antonio, y la mezquita a su lado. También recordamos a sus ciudadanos, amables y educados, hospitalarios, a los niños que te saludaban con una sonrisa…

Todo está destruido gracias a los bárbaros tanto locales como de las potencias que luchan por el dominio de aquellos lugares. El guía nos relató una leyenda de la ciudad: «Abraham, procedente de Ur, llegó con sus rebaños de ovejas a Alepo. Se instaló en una pequeña elevación de la ciudad. Desde allí ofrecía a los ciudadanos la leche de sus ovejas». De ahí procede el nombre de «Alep», que en árabe significa «leche».

F. Ortiz de Pinedo Mendiluce (Tarragona)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También